Viaje a las Estrellas / Osvaldo Ricardo Orcasitas

FUE MUY FUERTE PARA MÍ


Por OSVALDO RICARDO ORCASITAS *

De pronto, me vi rodeado por los 19 jugadores presentes, que –además- eran los mejores basquetbolistas argentinos del momento, y los 2 entrenadores . El lugar no era un sitio común para mí: estaba en el centro mismo de la cancha del Polideportivo Municipal de la ciudad de Córdoba, al que todavía no lo habían bautizado con el nombre del querido Carlos Alberto Cerutti. Inmediatamente estuve envuelto por abrazos afectuosos ante más de 3.500 espectadores, que le dieron “un marco multitudinario y cálido” al evento, como destaqué en la revista “El Gráfico”.
Hasta ese instante no sabía nada del reconocimiento con que me distinguió la Asociación de Jugadores. Ninguna señal, de las que siempre se filtran, me advirtió como preaviso. En un enorme cuadro estaba enmarcada la camiseta número 1 del Juego de las Estrellas, que recibí con esta dedicatoria: “Los jugadores argentinos en reconocimiento a tu permanente apoyo”.
Hablar de emoción es poco. Explicar lo que sentí es imposible. Fue muy fuerte para mí (se comprenderá por qué esta circunstancia es el primer recuerdo registrado en mi memoria).

Ocurrió el lunes 30 de enero de 1989. Era la segunda edición, luego del arranque del año anterior en Mar del Plata. Todavía, con sólo cuatro Ligas Nacionales disputadas, se estaba en una etapa experimental, probando, ensayando, viendo qué cosas conmovían. Este dato no fue muy difundido: la organización de esta edición de Córdoba  estuvo totalmente a cargo de los jugadores, que tuvieron la gran ayuda de esposas y novias, colaborando codo a codo. No hubo intermediarios, a diferencia de la primera vez realizada por el empresario marplatense Jorge Oscar “Gato” Mignini, de extracción futbolística.
Cuando fui a revisar la colección de “El Gráfico”, para que me ayudara a recordar, me saltó el impactante vuelo de Pichi Campana frente al Chuzo Luis González, con el Tola Cadillac, Diego Maggi, Sebastián Uranga y el Mily Villar esperando abajo, fotografía que captó Víctor Hugo Saavedra, nuestro fotógrafo en la capital cordobesa. Un testimonio de vibrante espectacularidad, el condimento que desde el primer momento se pretendió que ofreciera esta realización. “Lo mejor de lo mejor” fue el título de la nota. La crónica registra que el Equipo Azul (dirigido por Carlos Eduardo Boismené) le ganó 113-110 al Blanco (lo condujo Walter Alberto Garrone).
Conté: “El partido resultó la exhibición esperada. Vivaz, peleado, entretenido, mechado constantemente con acciones de gran clase, cambiante, emotivo e incierto en el final”. Reflexioné: “¿Qué más se podía pedir?”.
Puntualicé que “la noche fue plena de reencuentros con gente del ambiente venida de todos lados y con la fiesta siempre reflejada en los rostros agradecidos”. El aplausómetro de la presentación indicó que el más aplaudido fue el entrenador Garrone, ovacionado por los dos títulos ligueros que venía de lograr con Atenas. Los jugadores locales, obviamente, también tocaron el techo en la consideración popular: Marcelo Milanesio, Diego Osella y Germán Filloy (que no pudo jugar, recuperándose de una operación) en el Equipo Azul; Pichi Campana, Luis Villar y Palito Cerutti en el Equipo Blanco. También escribí que la mención de Miguel Cortijo produjo un “eco tocante y cariñoso que conmovió al estadio” y que Eduardo Cadillac, “muy querido en cada lugar, tuvo un sentido recibimiento”.
El Jugador más Valioso se optó por Luis Villar. En esa época la elección se hacía por cómputo de la planilla técnica, teniéndose en cuenta la relación entre las acciones positivas y el tiempo jugado. Con un índice de 1,50, tuvo escasa diferencia sobre Diego Osella (1,48), que de todas maneras resultó el más elogiado. Entonces, con 19 años, se hablaba de “el pibe de Atenas”. Puntualicé: “En el mismo alto rendimiento que lo catapultó a ser una de las grandes revelaciones de 1988. Puso un concierto de tapas monumentales (6 en total), con 22 puntos y 10 rebotes”.
El concurso de volcadas terminó en polémica. Luis Villar le sacó provecho utilitario al reglamento. Efectivizó sus tres intentos sin arriesgar y sumó 125 puntos. Huguito Sconochini (entonces en Sport Club de Cañada de Gómez) no tuvo suerte en su último turno: erró las dos veces. Algunos pensaban que, por haber hecho antes la conversión más lucida, debía ser el ganador. Pero sólo había llegado a 94 puntos.
El más admirado fue Héctor Oscar Campana, el goleador con 30 tantos: “El doble imposible, la acción increíble, el mejor espectáculo para el goce de cada espectador. Todo eso, como ya es costumbre, regaló Pichi”.
Dentro de los apuntes, Marcelo Gustavo Milanesio no podía traicionar a su estirpe ganadora. Un solo jugador había triunfado en los dos Juegos de las Estrellas realizados hasta entonces, y era él. ¿Quién sino él?

Todo eso lo viví en estado de shock por el reconocimiento que me hicieron los jugadores y que describí en el comienzo. Faltaba, sin embargo, un íntimo toque extra para enorgullecer aún más a mi conmovida humanidad. Cuando salía del Polideportivo, se me fue acercando gente –por supuesto, cordobeses anónimos que yo no conocía- para simplemente saludarme como gesto de adhesión a la distinción que me dieron. Fue la frutilla del postre puesta por “el hombre común”, como diría mi inolvidable ex compañero Osvaldo Ardizzone. Hoy todavía les sigo diciendo gracias por tanta calidez.

(*): Periodista de la revista El Gráfico. Recibió una distinción especial en el Juego de las Estrellas de 1989, realizado en la ciudad de Córdoba.

Nota:
Para Básquetblog es un honor y un placer poder brindarles esta columna de O.R.O. Agradecemos su generosidad

Juego de las EstrellasOsella y “Palito” Cerutti, en acción en el Juego de las Estrellas 1989 (Foto: La Voz del Interior)

Anuncios

Una respuesta a “Viaje a las Estrellas / Osvaldo Ricardo Orcasitas

  1. Te felicito “Leto” lo tenes muy merecido al reconocimiento.
    Un abrazo
    Nicanor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s