Juego de las Estrellas: Fiesta total

DeCorey Messi
Y finalmente se cerró la cortina. El Juego de las Estrellas llegó a su fin y Córdoba volvió a escribir una nueva página en su historia. Porque no fue fácil decidir moverse de Mar del Plata, pero la Docta nuevamente estuvo a la altura de las circunstancia en todo sentido. El público, una de las piezas más importante del show, se acercó en gran número y le puso color un gran espectáculo.

La última jornada comenzó con el Torneo de Volcadas y fue, paradójicamente, el gran momento de la noche. DeCorey Young, figura del Instituto puntero de la Liga Cordobesa, fue quien se ganó la ovación del fin de semana. Porque no dejó dudas en la fase eliminatoria, en la cuál superó a Dionisio Gómez, Kevin Hernández y Alan Omar, ni en la final, cuando consiguió con su destreza que nadie recordara que del otro lado estaba Erbel De Pietro. Lo ganó, y de manera contundente, por 89-50. ¡Y cómo lo ganó! Nadie lo esperaba: el norteamericano, escondido entre sus compañeros, se vistió con la “10” de Lionel Messi en la espalda y se perfiló a hacer lo que nadie imaginaba. La enganchó de taco, la pasó por encima de su cabeza y antes de enterrarla hizo un giro en el aire. Y junto al numeroso grupo de hinchas identificados con banderas y camisetas de la Gloria, hizo retumbar el Orfeo Superdomo.

En la definición del Torneo de Triples, el campeón defensor Juan Espil se encargó de dejar bien en claro que su mano sigue intacta. Le ganó a Eduardo Villares, que llegaba entonado por su consagración en la Liga de las Américas. A diferencia de la rueda eliminatoria, la final se jugó con cinco canastos y fue para el bahiense por 14-11.

Juego Lamonte
Al juego lo pusieron los Nacionales frente a los Extranjeros. Intentando darle un golpe diferente a cada ofensiva, los dirigidos por Julio Lamas dominaron de principio a fin y lo ganaron 68-51. Maniobras en el aire, pases sin mirar o tan sólo imposibles, y volcadas impactantes fue lo más destacado del vencedor. Kyle Lamonte fue elegido como el Jugador más Valioso (MVP) al anotar 14 conversiones y ser el goleador del encuentro. Por el lado de los conducidos por Sergio Hernández, se destacaron Matías Lescano, Rubén Wolkowyski y Facundo Campazzo.

Juego Lescano
La hora del final se aproximaba. Otra vez, Córdoba quedaba en los libros del básquet argentino. Y para ponerle fin a la última página aparecieron Los Caligaris, para hacer bailar a todos, desde los espectadores a los mismos jugadores. Fue una fiesta total.

Fotos: Ignacio Niño y Esteban Camardone / Especial para Básquetblog

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s