Atenas cayó nuevamente y se complicó demasiado su pase directo a cuartos de final

ligate 2Lewis se abre espacio ante la marca de Gutiérrez. El pivot de Obras apareció con todo en el tramo final.

Más de uno todavía le estará buscando una explicación. Seguramente a muchos les lleve un tiempo encontrar una respuesta. Pero ya es historia, aunque a varios no les cierre. Porque se vio como un equipo pasó de hacer casi todo bien, a otro que hacía prácticamente todo mal. Atenas tuvo dos caras y cayó ante el cómo líder Obras Sanitarias 66-60, sobre todo porque predominó mucho más la segunda de sus caras.

Todo arrancó con la mejor fisonomía. Porque el Griego comenzó el partido sabiendo que si imponía su juego, un resultado a favor era más probable. Arrancó con criterio, sobre todo en la ofensiva, jugando la pelota con inteligencia y seguridad. Dos bombas de Matías Lescano en el comienzo desde el perímetro (hizo 10 en el primer cuarto y finalizó con 13 puntos y 3 rebotes), insinuaban que podía ser una gran noche para el local. Además, la marca asfixiante de todo el equipo y el gran trabajo en los dos tableros, hicieron que terminara con una ventaja importante (20-11).

El segundo período pintaba feo para los dirigidos por Sebastián González. El equipo sintió el recambio del banco (ingresaron Gerbaudo, Orlietti, García y Rivero), y empezó a desacomodarse. El primer llamado de atención fueron los rebotes. Obras se hizo fuerte en el juego aéreo (segundo mejor equipo promedio en rebotes), y con un parcial de 8-2 cuando se habían jugado 4 minutos del segmento, emparejaba nuevamente y sólo caía por tres tantos (22-19). Juan Manuel Rivero fue clave en ese momento y con 8 puntos seguidos (dos triples y dos libres), hizo que todo se acomodara de nuevo. James Williams (volvía de su lesión) enterró una bola un cachito antes del cierre y estalló el estadio.

Pero regresó del descanso y todo se acabó. Gregory Lewis anotó tres tantos (terminó con 10 puntos y 5 recobres), y el equipo se paralizó. A partir de ese momento, los cordobeses no volvieron a anotar en el cuarto y Obras desnudó su mejor versión. Con un gran juego en conjunto, los de Julio Lamas encontraron la forma de lastimar bajo el aro y la fórmula para correr por primera vez. Metió un parcial de 22-0 y terminó ganando 50-42. En ese lapso sobresalieron Alexis Elsener (10 puntos, 8 rebotes y 3 recuperos en el total, con ocho unidades en ese segmento clave), Leonel Schattmann (10 unidades) y Juan Gutiérrez (12 tantos y 7 rebotes).

El capítulo final amagó ser igual que el anterior. Pero con el correr de los minutos, el local lo emparejó. Lo pudo haber remontado, pero cuando aún quedaba tiempo abusó del tiro exterior (terminó 5/27 en triples, con 1/15 en la segunda parte), y todo se complicó. Con poco en el reloj, un pase de Lescano que no encontró destino terminó de cerrar la historia. A esa altura, Obras ya había hecho todo para confirmar que no le pesa el traje de candidato al Nº 1. Que sabe a lo que juega y no se desespera en la adversidad.

Atenas comenzó con una gran sonrisa, pero terminó mostrando la cara de mayor preocupación, que desorienta, que paraliza, esa que justo ahora deja todo incierto.

Planilla Atenas-Obras

Foto: Gentileza http://www.ligateunafoto.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s