El Nueve se hizo fuerte en Formosa y obtuvo un triunfo clave para mantener la categoría

9 de Julio
Era uno de los destinos más complicados. De hecho, el local había ganado 11 de los 12 juegos que había disputado en ese Polideportivo Cincuentenario en la segunda fase. Pero al Nueve no le importó. Entendido a la perfección lo que se estaba jugando, hizo un gran partido y, por eso, 9 de Julio de Río Tercero le ganó a La Unión 71-70, en un final tan emotivo como infartante.

Pero no sólo que ganó, si no que prácticamente aseguró su permanencia en la categoría. El Patriota supo que había cometido varios errores en los últimos juegos (cayó de local ante Boca y Sionista, rivales directos), y no tenía otra opción que intentar imponer su juego. Ese que lo hizo por momentos imbatible en su terreno y demasiado molesto cada vez que tenía que lo hacia fuera.

Y pudo conjugar todo. Desde el arranque dejo en claro varias cuestiones, esas que reflejan y dan a pensar una gran noche. Defensa insoportable, juego y eficacia. El equipo cordobés se hizo sentir y rápidamente se escapó en el marcador 17-9. Pero eso no le bastó. Mostrando una gran actitud, tanto en defensa como en ataque, los visitantes se aprovecharon del perímetro con Gastón Torre (3 puntos y 2 robos) y Martín Melo (16 puntos y 7 rebotes), para meter un parcial de 11-0 y sacar la máxima (28-11).

Haciendo correr la bola y optando siempre por el mejor ubicado, los nueve jugadores que entraron en la primera mitad convirtieron puntos. La mano desde la línea de triples seguía caliente (7/9 hasta la mitad del juego) y los de Río Tercero llegaron a sacar 21 de diferencia (39-18). En el cierre, 9 de Julio se quedó y el local aprovechó para irse al descanso largo con la pizarra 34-45.

La segunda mitad los encontró a los comandados por Gabriel Piccato obligados a encontrarle la vuelta. Ni el aporte de Jerome Mayinsse (19 puntos y 6 rebotes) ni el gran trabajo de Jermaine Bucknor (15 tantos y 4 asistencias) permitieron que el Patriota mantuviera la intensidad en ambos tableros y soportara la diferencia.

Para colmo, el último parcial lo encontró peleado con el aro. En 8 minutos apenas había anotado 4 puntos y todo se hacía cuesta arriba. La presión ya era un adversario más, el reloj ya no corría y la gente se hacía sentir. Los formoseños metieron un parcial de 10-0 y los 2 minutos finales fueron una locura. Los dos se alternaron la delantera en el marcador y tuvieron la pelota para ganarlo pero fallaron. Así fue que con la última posesión de la bola, Ariel Pau (14 puntos y 3 recobres), intentó penetrar pero la naranja se le escurrió de las manos.

En el global, 9 de Julio está a las puestas de un boleto a la reclasificación para meterse en cuartos de final, algo que parecía lejano pero de a poco se convirtió en una realidad casi palpable. Porque soñar no cuesta nada. Y hasta ahora, el Patriota se lo ganó donde debía: dentro de la cancha.

Planilla La Unión-9 de Julio

Foto: http://www.ligateunafot.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s