Archivo mensual: abril 2011

Básquetblog Nº 70, formato PDF

Tapa-70
DESCARGÁ LA REVISTA AQUÍ

Básquetblog 70 (primera parte) / Básquetblog 70 (segunda parte)

Anuncios

Ganó San Isidro y quedó a un paso de la gloria

En su sexto triunfo consecutivo, San Isidro de San Francisco derrotó como local a Alma Juniors de Esperanza 75 a 70 y quedó a un paso del ascenso al TNA, al quedar al frente 2-0 en la serie final de la Zona Norte de la Liga Nacional B.

Los Halcones, que no pierden desde el primer juego de playoffs (en Mendoza, frente a Anzorena), volvió a basarse en el goleo repartido: José Gutiérrez sumó 14 (además de 3 rebotes, 5 asistencias y 2 recuperos), Martín Chavarini sumó 13 unidades, Andrés Mariani convirtió 11 y Marcos Jovanovich y Roberto Acuña anotaron 10 cada uno (el primero le añadio 5 rebotes y 3 asistencias, y el segundo también aportó 7 recobres y 2 pases gol).

El equipo dirigido por Daniel “Pirincho” Beltramo sufrió en el cierre del juego, cuando Alma se acercó a dos puntos (72-70) a 27 segundos del final, pero tres aciertos de José Gutiérrez sobre cuatro intentos desde la línea de libres definieron el partido.

El próximo juego se disputará el próximo viernes en Esperanza, ocasión en que San Isidro tendrá su primera oportunidad de sellar el ascenso.

Planilla San Isidro-Alma Juniors

La NBA 2010/11 bajó su persiana para los argentinos

Manu
Con la sorpresiva eliminación de San Antonio Spurs y Emanuel Ginóbili a manos de Memphis Grizzlies, la temporada se terminó para los cuatro representantes de la Generación Dorada en la mejor liga del mundo. Un repaso de lo hecho por “Manu”, Andrés Nocioni, Carlos Delfino y Luis Scola.

Luego de conseguir el N° 1 del Oeste (se le escapó por un cachito el “1” general), San Antonio Spurs parecía recobrar su ilusión de llegar al codiciado anillo NBA. Sin embargo, el equipo del argentino Emanuel Ginóbili cayó el viernes ante Memphis 99-91, perdió su serie 4-2 y terminó su temporada muchísimo antes de lo que cualquiera hubiera imaginado. Todos pensaban que los Grizzlies serían duros pero, al mismo tiempo, que no tenían muchas posibilidades de ganarles la serie, sobre todo por el nivel demostrado por los Spurs en la fase regular. Se encendió la alarma en el primer partido: lo perdieron en casa y la ausencia de “Manu” fue fundamental. Cuando regresó el bahiense, en el segundo juego, ya era tarde: Memphis, que nunca había ganado siquiera un juego de playoffs (¡no una serie, sino un partido!), logró lo que quería: robó ese triunfo en tierras ajenas y no perdió ninguno de los tres en casa.

Para Ginóbili fue una temporada irregular. Tuvo un excelente comienzo, en el primer tercio de la fase regular: llegó a promediar cerca de 20 puntos por juego, pero poco a poco fue decayendo, en especial porque elevó su nivel Tony Parker. Cabe destacar que “Manu” siempre, en los buenos y malos momentos, fue el motor del equipo, el jugador determinante. Más que Parker y Duncan (sus socios en el tridente clave de los Spurs). Por algo, las pelotas decisivas estaban en las manos del número 20. En casi todos los rubros tuvo buenos números: promedió, sumando la fase regular y los playoffs, 17,6 puntos, 4,9 asistencias, 3,7 rebotes, 1,6 robos y 0,4 tapas en 30,6 minutos, con 43% en cancha, 35% en triples y 86% en libres. Solo puede criticarse su porcentaje de tres puntos. Fue el máximo anotador de su equipo en la temporada regular (17,4) y el mejor en los playoffs (21,4). La perla de Ginóbili este año fue el tiro encestado sobre la chicharra contra los Bucks, que le dio el triunfo a su equipo en el último segundo.

Poco antes que los Spurs, “el Chapu” Nocioni también finalizó su participación en esta temporada: los Sixers perdieron 4-1 contra Miami Heat. Dwyane Wade, LeBron James y compañía fueron mucho para los Sixers y cumplieron con lo pronosticado. El argentino participó en un solo juego de la serie (el primero, y no anotó puntos en 10 minutos jugados). Para él fue una temporada dura: tuvo muy poca participación, incluso cuando estaba sano. De todas maneras, fue de mayor a menor: comenzó jugando algunos minutos (17 partidos de titular) pero decayó con las lesiones y decisiones técnicas, hasta que terminó casi sin jugar. Sus números fueron los siguientes: 6,1 puntos, 3,1 rebotes, 0,8 asistencias, 0,3 robos y 0,3 tapas en 17,2 minutos, con 42,6% en cancha, 35% en triples y 80% en libres.

Milwaukee Bucks, el equipo de Carlos Delfino, se quedó con las ganas de jugar playoffs. Tuvo la oportunidad en temporada regular de, al menos, alcanzar la octava plaza en el Este, pero perdió dos partidos claves por diferencia de un punto cuando terminaba la fase regular, uno de ellos contra Indiana, que fue, finalmente, el que se clasificó octavo. La temporada del santafesino fue más que aceptable: varias veces, “el Lancha” fue goleador de su equipo y de los juegos. Además, obtuvo un récord, al encestar ocho triples ante los Nets. Por su rendimiento, los Bucks ya ejercieron la opción de contratarlo una temporada más. Sus números fueron estos: 11,5 puntos, 4,1 rebotes, 2,3 asistencias, 1,6 robos y 0,2 tapas en 32, 4 minutos, con 39% en cancha, 37% en triples y 80% en libres.

Luis Scola tuvo una temporada más que aceptable en Houston Rockets. Sin la presencia de Yao Ming, “el Luifa” batalló solo cerca del aro. Lamentablemente, en la 2010/11 se rompió su racha de partidos consecutivos en la NBA: quedó en 330, por una lesión en su rodilla izquierda. Más allá de eso, su actuación fue muy buena y sacó su cara por el equipo demasiadas veces. Su franquicia quedó cerca de clasificarse en el octavo puesto en el Oeste, pero Memphis terminó allí. Salvo Kevin Martin (ayuda base), nadie acompaño de buena manera al ala-pivot argentino. Los números del porteño fueron los siguientes: 18,3 puntos, 8,3 rebotes, 2,5 asistencias, 0,6 tapas y 0,6 robos en 32,6 minutos, con 50% en cancha y 74%  en libres. Obtuvo, en total, 19 doble-doble.

Informe: Joaquín García

Liga Cordobesa: Instituto derrotó con lo justo a Parque y arrancó arriba en las semifinales

Saúl
Las últimas producciones de la fase regular habían dejado algo de incertidumbre en su funcionamiento. La clasificación prematura a los cuartos de final y el haberse quedado con el N° 1 de la temporada de antemano, hicieron sospechar que las fechas finales las disputó un tanto relajado. Y lo confirmó. Simplemente fue eso: un relax. Porque en su camino se cruzó Complejo de Justiniano Posse y lo barrió. Y ahora, ante un Barrio Parque que llegaba entonado por ocho victorias en cadena, demostró una vez más que es el máximo candidato. Aún sin jugar su mejor básquet, Instituto ganó 84-81 y dejó sin invicto a Alejandro Lotterio. Con la victoria lograda, la Gloria se puso 1-0 en las semifinales de la Liga Cordobesa Crelech.

El arranque no lo favoreció. El equipo de Alta Córdoba cometió varios errores en el manejo de la bola. A su vez, el conjunto verde, con una ofensiva estacionada y muy estratégica, fue encontrando algunas grietas en la defensa del local. Pero duró un cuarto. Mauro Felauto movió el banco y empezaron a llegar las respuestas. Con un enorme Lucas Saúl (figura del partido, con 21 puntos), Instituto metió un parcial de 11-1 en menos de 3 minutos, para despegarse en el marcador (30-24). Comenzó a defender con intensidad y logró acomodarse en la cancha, para irse al descanso arriba 47-39.

Bulchi

El tercer período mostró lo mejor de la visita. Y lo peor del albirrojo. Bastaron sólo 2 minutos para que, a través de Juan Ignacio Kelly (autor de 20 tantos) y Patricio Alloco (sumó 17 unidades), la visita lo dé vuelta con un parcial de 9-0. Por medio de la presión, no permitió pensar al dueño de casa y entró al cuarto decisivo con la ventaja a su favor (64-61). Pero fue ahí cuando, mediante la experiencia de Mauro Bulchi (convirtió 20 puntos) y Andrés Forastieri (15 tantos), Instituto sacó a relucir todo su chapa para quedarse con el primer punto de una serie que promete, y mucho.

En el otro partido de “semis”, Hindú le ganó como visitante a Tiro Federal de Morteros 88-76 y se adelantó 1-0 en la serie.

ESCUCHÁ LA ENTREVISTA CON ADRIÁN FORASTIERI (INSTITUTO)

SÍNTESIS

Instituto (84): Germán Colli 12, Adrián Forastieri 15, Juan Seia 4, Víctor Chana 8 y Mauro Bulchi 20 (FI); DeCorey Young 3, Fernando Ghella 1, Lucas Saúl 21, Matías Carrizo 0 y Dino Delizotti 0. DT: Mauro Felauto.

Barrio Parque (81): Esteban Cantarutti 11, Carlos Flores 6, Juan Kelly 20, Emiliano Rossi 15 y Patricio Alloco 17 (FI); Lautaro Rivata 7, Pablo Passalacqua 2, Germán Claus 2 y Diego Cerutti 1. DT: Alejandro Lotterio.

Parciales: 1°:Instituto 19-Barrio Parque 23, 2°: 28-16 (47-39), 3°:14-25 (61-64) y 4°: 23-17 (84-81).

Árbitros: Oscar Martinetto, Alberto Ponzo y Oscar Cabrera.

Cancha: Ángel Sandrín, club Instituto.

Informe: Gastón López

Fotos: Gentileza Ignacio Niño

Liga B: San Isidro ganó y alimentó su ilusión

San Isidro
Con un inspiradísimo Sebastián Rossi, autor de 27 puntos y altísima efectividad (8/11 de cancha y 7/9 desde la línea de libres), bien acompañado por Marcos Jovanovich (14 puntos y 7 rebotes) y José Gutiérrez (10 unidades y 8 asistencias), San Isidro de San Francisco dio el primer paso en su sueño de llegar al TNA, al vencer como local a Alma Juniors de Esperanza 89-79 en el juego que abrió la final de la Zona Norte de la Liga Nacional B.

Después de perder el primer cuarto 25-20, los Halcones Rojos establecieron la diferencia clave en el segundo segmento, en el que se impusieron 26-10 para irse al descanso 11 puntos arriba (46-35). La visita logró igualar en 75, pero llegaron dos triples seguidos, uno de Pablo Bruna y otro de Rossi, y San Isidro volvió a despegarse, y con un contundente parcial de 14-4 liquidó el partido.

Este sábado, el equipo dirigido por Daniel “Pirincho” Beltramo volverá a jugar como local, en el segundo partido de la serie al mejor de cinco.

Planilla San Isidro-Alma Juniors

Foto: DiarioSports.com.ar

Atenas volvió a ganar en casa y quedó muy cerca de abrochar su pase a semifinales.

Lewis
Hay que dar un par de pasos hacia atrás en el tiempo para enterrar algunas sombras que demarcaban casualidad. Era 3 de abril, cuando Atenas le ganó a Quimsa en la última fecha de la fase regular y la gente no se fue del “Poli” Cerutti, esperando una ayuda de Boca (debía derrotar a Lanús), que llegó y sirvió para que el Griego entrara directamente entre los cuatro de arriba y sacar pasaporte directo a los cuartos de final. Y a esta altura, ya lo confirmó. O casi. Porque volvió a derrotar a La Unión de Formosa, esta vez 76 a 73, y quedó a un solo paso de meterse en semifinales y dejar en claro que es uno de los cuatro mejores de la temporada.

Y eso que la previa de cara al segundo choque no fue la mejor. Ante la negativa de la Asociación de Clubes (AdC) de autorizar el recambio del jugador/kinesiólogo Diego Ortiz por Alejandro Zilli, el equipo hizo oído sordo ante tanta polémica y confirmó nuevamente que las adversidades no lo obstaculizan.

Pitu

Arrancó con todo. Como para llevárselo por delante. Un parcial de 10-3 en apenas 2 minutos, con Bruno Lábaque (11 puntos y 3 asistencias en total) y Gregory Lewis (figura,  con 21 tantos y 8 rebotes) a la cabeza, hicieron pensar en que solo había que esperar el resultado final. Pero de a poco fue bajando la intensidad, sobre todo en defensa. El conjunto de Gabriel Piccato se hizo fuerte en el poste bajo y cerró el primer cuarto bien cerca (22-21). Una ráfaga soberbia de Davis Jackson (terminó con 24 puntos y llevaba 5/5 en triples hasta ahí) y Gabriel Mikulas (14 unidades con 7/7 en dobles), pusieron a los visitantes por primera vez adelante en el marcador para irse al descanso arriba 40-37.

A la segunda mitad se la repartieron. Atenas jugó un tercer cuarto impecable, con una defensa extrema,  inteligencia en el ataque y con un James Williams intratable (16 puntos y 8 recobres en el acumulado). El 22-7 con el que ganó el período parecía resolver todo nuevamente. El tramo final le pesó demasiado al Griego, y a pesar de haberlo empezado arriba 59-47 las imprecisiones no tardaron en llegar. Los formoseños lo aprovecharon y se pusieron a tiro. Lo más cerca fue a 1m37s del final, cuando quedaron dos puntos abajo (70-68). Pero volvieron a aparecer las respuestas en el verde. Sobre todo. la tranquilidad y la madurez, que lo llevaron a ponerle el punto final a un juego que se complicó más de la cuenta. Muy cerca. Sí, a una sola victoria quedó Atenas de volver a meterse en semifinales y continuar con la grandeza que marca su historia.

Lescano 1

Planilla Atenas-La Unión

Fotos: Gentileza Ignacio Niño / Especial para Básquetblog