Atenas ganó en Santiago y sigue prendido en la lucha por el pase directo a cuartos de final

Quimsa-Atenas 2¡Es mia! Lewis, una de las figuras de Atenas, lucha por la pelota ante Lo Grippo y Mázzaro, de Quimsa.

Entendió a la perfección el significado. Lo que valía. Lo necesario que era para seguir con vida y mantener la esperanza intacta. Jugó con inteligencia, utilizando el criterio, siendo casi siempre solidario y defendió todo el juego con gran intensidad. Por todo esto, Atenas derrotó a Quimsa 76-70 en Santiago del Estero (tercera victoria de visitante en 2011) y mantiene la ilusión de clasificarse en forma directa a los cuartos de final.

El arranque lo mostró al verde jugando en conjunto y comandado muy bien por Diego Gerbaudo (otra vez titular, ya que Bruno Lábaque no viajó por lesión). Sabiendo y llevando a cabo a la perfección, el rol que tenía que cumplir cada uno. En la ofensiva, utilizando la cabeza y siendo eficaz. Por su parte, los santiagueños dependieron únicamente de lo que podía hacer Julio Mázzaro (16 puntos y 3 asistencias), que en ese pasaje era controlado por Matías Lescano (“el bicho terminó con 16 unidades). El técnico de Atenas, Sebastián González, movió el banco (ingresaron Pais, Rivero, García y Orlietti), mientras que Gregory Lewis se empezaba a convertir en figura de la cancha (16 unidades y 10 rebotes). Fuerte en los dos tableros, el visitante lo cerró 23-13 a favor.

En el segundo cuarto, con un defensa asfixiante y facilidad para anotar, los cordobeses llegaron a sacar la máxima de 14 puntos (33-19), pero rápidamente el local ajustó la marca y con un parcial de 15-5 se acercó (34-38). Atenas se acomodó en el último minuto y se fue al descanso con algo de aire (43-36).

La segunda mitad  pareció estar de más. Corrían los minutos y ambos cometían el mayor de los pecados. El local no encontraba la vuelta de acortar la brecha y el Griego no sacaba esa diferencia que aniquila. Fue un puñado de equivocaciones.
Hasta que se aproximó el final. Y apareció la emoción. Un parcial de Quimsa en el arranque de 7-0 (para quedar abajo sólo 57-59) hizo presumir una nueva laguna del visitante. Ese karma que tiene fuera de Córdoba. Pero González pidió minuto y todo volvió a arrancar. Atenas le contestó de la misma manera y nuevamente se escapó (66-59), para empezar a cerrar el juego. A esa altura, ni siquiera un nuevo amague del anfitrión por acercarse modificó la historia.

El verde ya se había hecho dueño de lo que fue buscar. Se aprovechó del mal momento de los dirigidos por Carlos Romano y se mantuvo al margen de una semana bastante hablada en la previa (Quimsa cortó a Román González y Atenas se interesó). Ganó y sigue con vida. El próximo domingo y ante el mismo rival en el Cerutti, deberá escribir el final de una segunda fase que todavía le da posibilidades. Tendrá que volver a relucir todo el carácter y esperar que otros resultados estén de su lado.

Planilla Quimsa-Atenas

Foto: http://www.ligateunafoto.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s