Misión cumplida para el Nueve, que mantuvo la categoría y desató una fiesta en Río Tercero

Bucknor, cuya incorporación fue clave para Nueve, aportó 14 puntos y 7 asistencias (Foto: Gentileza Mundo D)

> Colaboración de Nicolás Colautti / http://www.9lnb.wordpress.com

En una noche inolvidable, 9 de Julio de Río Tercero derrotó a Olímpico de La Banda por 75 a 69 y de esta manera cumplió el gran objetivo de mantenerse en la máxima categoría del básquet nacional. El desarrollo de juego fue tenso, abundaron errores y malas decisiones por parte de ambos equipos. Dentro de la confusión brilló el base Gastón Torre, determinante con su esfuerzo e inteligencia. Jerome Meyinsse fue el goleador con 21 puntos mientras que Jermaine Bucknor aportó 14 y 7 asistencias. Martín Melo, ídolo nacido en el club, desató la fiesta con un triple y volcada que serán recordados por siempre.

La importancia crucial del encuentro se tradujo desde el inicio en pérdidas y ofensivas poco fluidas. “9″ sacó rápidas ventajas de la mano de Meyinsse (6), pero los santiagueños hicieron pie basados en una defensa que alternaba zona y personal más el goleo de Andre Laws. Cuando parecía que la visita se llevaba el parcial, apareció Emiliano Martina con un bombazo que levantó al público (19-17).

El segundo cuarto comenzó a puro triple con Martina y Zanotti por un lado y Enzo Ruiz y Guaita por el otro. Desde allí, el Patriota se desinfló en defensa, regaló pelotas y Olímpico se fue al entretiempo con una leve y merecida ventaja (31-35).

A la vuelta del descanso la visita sacó la máxima de 8 (33-41) y el minuto no tardó en llegar. Gustavo Miravet, con mucha astucia, mandó a Martina sobre Laws y de esa forma pudo contener al mejor jugador del rival. Otro hecho que cambió las cosas fue la salida por lesión de Djibril Kanté. Con el escolta controlado y el pívot afuera, “9″ levantó vuelo liderado por Torre y Bucknor. Una excelente combinación entre ambos terminó en un triplazo del canadiense sobre la chicharra que igualó las acciones de cara al desenlace (54-54).

El mismo base abrió los últimos 10 minutos con una bomba que ilusionó a todos, aunque Guaita lo imitó en el otro costado. La paridad se mantuvo hasta que el dúo dinámico Jerome & Jermaine hizo estallar al estadio con una ráfaga vital (64-58). Mostrando mucho amor propio los bandeños lucharon y achicaron la distancia.

Cuando parecía imposible quebrar el partido, apareció Martín Melo, un hombre nacido en el club, de corazón celeste, para encestar un triple definitorio. Con 1:07 en el tablero, la diferencia era de nueve tantos (73-64). Como si no fuese suficiente, en la jugada siguiente el número 9 de “9″ corrió el contragolpe y enterró con violencia la pelota, para asegurar el doble y lo que ya es una realidad: la permanencia en primera división.

La fiesta se desató en las tribunas y en el banco los abrazos entre los gladiadores de Río Tercero se multiplicaron. Si bien Melo mereció los aplausos finales, hay que destacar una vez más el aporte de Gastón Torre. El base, que sufrió varios problemas físicos, bien puede funcionar como una metáfora del equipo: afrontó una temporada cargada de adversidades, superó con inmensa actitud y hombría los inconvenientes y terminó brillando en lo más alto.

9 de Julio es más Liga Nacional que nunca, y, como buen Patriota, va por más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s