Con una gran actuación, Atenas derrotó a Quimsa en el primer juego de semifinales

animación atenas
Dio el primer golpe. Ese que, casi siempre, es el más importante. Confirmando el gran momento y toda la confianza que atraviesa el equipo, Atenas le ganó a Quimsa de Santiago del Estero 76-56 en un “Poli” Cerutti colmado y se adelantó 1-0 en las semifinales de la Liga Nacional. Y tiene valor agregado. Porque el conjunto visitante, además de llegar dejando en el camino a Obras (el Nº 1 de la fase regular), en las dos llaves previas festejó fuera de casa (se quedó con un triunfo en Bahía Blanca ante Estudiantes y con dos en Buenos Aires frente a Obras). También, por otro asterisco: de los cinco juegos disputados hasta ahora entre sí, Atenas salió victorioso en cuatro, incluido uno en tierras santiagueñas. Otro golpe, esta vez, desde lo psicológico.

Un cuarto y fracción. Eso tardó en despertarse el conjunto de barrio General Bustos. Arrancó muy permisivo en su tablero y poco ordenado en el ataque. Con mucha paciencia, Quimsa fue haciéndose dueño de ambos cestos y de la mano de Damián Tintorelli (terminó con 9 puntos y 8 rebotes), se adueño del primer cuarto. La visita siempre manejó segundas opciones y lo cerró 18-12. El segundo pareció que se repetiría. Con Diego Lo Grippo (9 tantos y 6 recobres) como abanderado, sacó la máxima de 8 puntos (25-17). Pero cambió todo. A partir de ese momento, el Griego metió un parcial de 14-4 con un explosivo Juan Manuel Rivero (desde el banco aportó 8 puntos), para volver a dominar el tanteador (31-29). Con mayoría de suplentes (Gerbaudo, Rivero, García y Orlietti), logró correr y se fue al descanso con algo de aire (36-33).

El tercer período de Atenas fue para enmarcarlo. Perfecto por donde se lo mire. Atacó con criterio, manejó los tiempos y jugó con la desesperación del rival. Con un tremendo parcial de 15-0, liquidó el autoestima de los santiagueños, que tardaron casi 7 minutos en lograr los únicos dos tantos del cuarto. Terminó 21-2 a favor de los cordobeses (ya ganaba 57-35), con Gregory Lewis (14 tantos, 8 rebotes y 3 recuperos) y Mariano García (11 unidades y 4 recobres) como figuras.

El verde estableció una gran supremacía y por medio de la defensa asfixiante que llevo a cabo, hizo que Quimsa tenga el peor cuarto en la presente temporada (con solo 2 tantos). Hasta se dio el lujo de anular el último segmento que, hasta mediado del segundo parcial, pintaba para sufrirlo y algo más. A esa altura ya había causado todo el daño. Y también, se dio otro gusto: lo cerró con los juveniles Felipe Pais, Bruno Colli, Bruno Barovero y Pablo Orlietti en cancha.

Mostrando una enorme convicción en su juego, inteligencia, criterio y con muchos pasajes de madurez colectiva y en cada una de sus piezas, Atenas dio el primer golpe. Y si de pelea se trata, el próximo viernes intentará dar otro bien parecido. Ese que falta para dar comienzo a la cuenta regresiva y dejar a los dirigidos por Carlos Romano al borde del nocaut.

Planilla Atenas-Quimsa

> Informe: Gastón López

> Fotos: Gentileza Ignacio Niño / Especial para Básquetblog

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s