Ganó Atenas y quedó a un paso de ser finalista

LewisLewis volvió a ser figura y Atenas está a un triunfo de la final.

Como si recién comenzara. Así lo tomó. Lejos de conformarse con lo hecho en el primer juego, Atenas mostró nuevamente su mejor versión y volvió a derrotar a Quimsa de Santiago del Estero, esta vez 72-60, dejando la serie de semifinales 2-0 a su favor.

Sin dar lugar a réplica, los dirigidos por Sebastián González marcaron varios puntos que los favorecen. Primero, la supremacía en su casa (4-0 en playoffs). Segundo, que en lo anímico, el choque inicial fue determinante para los dos: en los cordobeses, por la confianza en alza y, por el lado de los visitantes, porque vuelven sin nada en el bolso (ganaron afuera en las dos llaves previas). Y por último, porque a esta altura ya nadie puede discutir que el Griego es uno de los mejores equipos de la Liga Nacional.

Casi calcado al choque que abrió la serie. En un primer cuarto muy parejo, en el que los cordobeses entraron dubitativos, los visitantes tomaron una luz de ventaja gracias a la eficacia en sus lanzamientos desde el perímetro (3/5, 60%). El verde intentó emparejarlo también con el tiro exterior, pero falló demasiado (hizo 1/6). Así, los santiagueños lo cerraron 20-17. Todo siguió igual, hasta que un triple de Diego Gerbaudo (11 puntos en total y un interesante 57% de cancha) rompió la paridad en 26.

GerbaudoGerbaudo jugó un gran partido y aportó 11 triunfos para el verde.

A partir de ese momento se quebró el juego. Atenas encontró su volumen, se hizo fuerte en los tableros (tomó 12 rebotes ofensivos), mejoró la efectividad y defendió como no lo había hecho hasta ahí. Con Gregory Lewis (19 unidades y 9 recobres) y Miguel Gerlero (10 puntos) como estandartes, el equipo cordobés metió un parcial de 10-2, tomó ventaja y terminó la primera parte 39-33.

Luego del entretiempo, el elenco de barrio General Bustos volvió con algo más que descanso. Defendió con gran intensidad, corrió la cancha y con una ráfaga de 9-0 sacó la máxima de 15 (48-33). Luego se desorientó, se equivocó en los pases y Quimsa, otra vez a puro bombazo, se acercó de vuelta (55-49). Fue cuando, al igual que en el partido del miércoles, con el tridente del banco (Gerbaudo, García y Rivero), recuperó la defensa. El último parcial, que empezó con amplia ventaja para el local (60-49), volvió a estar de más. Solo sirvió para aumentar las cifras por momentos (Atenas llegó a estar 71-52) y para que James Williams afirme que está en un gran momento y terminara de lucirse (15 puntos y 7 rebotes).

Trasladando toda la presión y responsabilidad, Atenas viaja a Santiago del Estero con una idea fija: repetir lo que hizo en la penúltima fecha de la fase regular (ganó 76-70) y barrer una serie que se perfilaba bastante difícil. Aunque esta vez, con un objetivo bien distinto al de aquel momento: ahora será para asegurarse la tercera final consecutiva (¿y también ante Peñarol?).

WilliamsWilliams tuvo momentos explosivos: sumó 15 unidades y 7 rebotes.

Planilla Atenas-Quimsa

> Informe: Gastón López

> Fotos: Gentileza Ignacio Niño / Especial para Básquetblog

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s