Final NBA 2010/11: Dallas, el mejor del Oeste, contra Miami, el mejor del Este

trioEl trío estelar de Miami Heat busca el anillo.

Mañana, martes 31, empieza la final de la NBA 2010/2011. Dallas Mavericks y Miami Heat, reeditarán el duelo del 2006 y nos traerán, a priori, una gran final. Realizamos un resumen de lo que esperamos, cómo llega cada uno y cuáles pueden ser las claves de este enfrentamiento. Informe de Joaquín García.


Chocan dos estilos diferentes. Uno, individualista por donde se lo mire: Wade, James y Bosh convierten el 73,5% de los puntos de Miami (entre los tres promedian 68,3 por juego y el equipo, en total, 92,9 en playoffs). El quinteto titular incluye, además de los tres nombrados, a Mike Bibby y Joel Antony. El base veterano le añade ofensiva al equipo, con una buena mano para lanzar desde afuera pero con poca marca. El pivot canadiense es todo lo contrario: tiene poca participación ofensiva (en parte por que no se la pasan) pero bajo las tablas es muy rendidor, taponea y rebotea como pocos en la liga.

La suerte del Heat pasará por la participación de Wade y Bosh, pero por sobre todo, de Lebron James. Son tres superestrellas pero el ex Cavalier ha sido el más decisivo. En la serie pasada fue quien más jugó y las pelotas decisivas siempre estuvieron en sus manos. Será fundamental, por lo poco que aportan, los puntos, rebotes y asistencias que vengan desde el banco. Mike Miller, Mario Chalmers y Udonis Haslem comandan el banco sustituto de los de la Florida.

Miami derrotó a Chicago, para mucho el candidato a quedarse con la liga, por 4-1 y sorprendió a varios, porque más allá de tener mucho potencial, no habían logrado una química que pudiera depositarlos en la final de la NBA. Pero el técnico Spoelstra fue lo necesariamente inteligente para encontrarle la vuelta al problema. La marca sobre Derrick Rose fue clave. Empezó a marcarlo Bibby pero a medida que pasaron los partidos, James y Wade se encargaron de él. Ganaron el duelo. El tamaño de ambos sobre el de Rose tuvo mucho que ver. Fue en la ronda en la cual menos anotó el Nº 1 de Chicago: promedió 23,4 puntos en los cinco partidos, con porcentajes muy malos (35% en cancha, 23% en libres). El juego número 2 fue el decisivo. Miami ganó de visitante y se adueñó de la localía.

Nowitzki campeónDirk Nowitzki, el hombre clave de Dallas Mavericks.

Dallas es un equipo que juega algo más colectivo que el Heat. Si bien es cierto que dependen de Dirk Nowitzki, tiene una larga rotación (utiliza 10 hombres por partido) que permite darle un buen descanso a veces al alemán. La experiencia de Jason Kidd (38 años) será fundamental para manejar los tiempos de los texanos. Marion y Stevenson deberán ser agresivos en las marcas sobre los perimetrales estelares del rival. Tienen tamaño y corpulencia para hacerlo, pero es mucha capacidad y talento para detener.

Los perimetrales titulares de Dallas aportan defena pero poca ofensiva, por eso todo recaerá sobre el alemán de 33 años, quien ha tenido una fabulosa actuación ofensiva ante el Thunder. Chandler será un batallador más bajo el aro, reboteando y no permitiendo canastas fáciles del rival.

Terry, Stojakovic, Barea (puertoriqueño) y Haywood son los relevos destacables. Los primeros tres, aunque no sean jóvenes, le aportan mucho a Dallas, sobre todo en ofensiva. Haywood tiene capacidades parecidas a las de Chandler, pero menores.

Los Mavericks vienen de derrotar a Oklahoma City en la final de Conferencia. Fue una serie dura, aunque haya terminado 4-1, por que en tres de los cinco partidos Dallas tuvo que remontar diferencias en los últimos cuarto (en el cuarto partido en Oklahoma levantaron una desventaja de 15 puntos cuando restaban 5 minutos para que acabe el encuentro y lo ganaron en suplementario).

Veremos si la juventud y las capacidades atléticas de Durant (22 años y goleador de la Liga en temporada regular y playoffs), Westbrook (22 años) y Harden (21 años) hicieron daño sobre los veteranos de Dallas.

Nowitzki fue el arma letal de los Mavericks en estos playoffs, sobre todo ante el Thunder. Sus números son casi increíbles (28,4 puntos por partido, 52% en triples, 93% en libres en playoffs y 32,2 puntos por partido, 36% en triples y 97% en libres ante Oklahoma).

Otra de las claves en esa serie final fue la marca de Marion y Stevenson sobre el mejor anotador de la liga: Kevin Durant. Fue intensa, muchas veces con permiso arbitral, y desgastó demasiado al joven de 22 años que la rompió en el último Mundial. Hizo 40 puntos en el primer juego, pero después ajustaron la defensa y en los cuatro partidos restantes le permitieron anotar un promedio de 25, tomando tiros incómodos.

Cuatros claves a tener en cuenta

1) Cómo logra detener Dallas al dúo Wade-James: una forma podría ser la marca agresiva de Marion y Stevenson (especialista). No pueden permitir que hagan pocos puntos pero necesitan al menos que tomen tiros incómodos o no dejar que reciban el balón.
2) La marca del Heat a Nowitzki. Si bien es cierto que Bosh es largo, no tiene mucha capacidad defensiva y ahí entraría a ganar terreno Udonis Haslem, quien se la haría más difícil al número 41 de los Mavericks.
3) Ver quién impone el ritmo. El trío dinámico del Heat es mucho más joven que los jugadores de Dallas y tratarán de correr la cancha. En cambio, los Mavericks, por su experiencia y veteranía, apostarán al juego estático, poniendo la bola en el poste alto con el alemán. También dependerán mucho del tiro externo.
4) Cómo defiende el Heat el tiro exterior de Dallas. Los perimetrales de los texanos, sobre todo Terry (46% en triples), Stojakovic (40%), Kidd (36%), Barea (31%) y Nowitzki (51,7%, ¡16/31!), han sido una amenaza constante en estos play off desde el arco (preguntarle a Phill Jackson, Kobe y compañía sino). James, Miller y Wade son corpulentos para incomodarlos, pero deberán ser lo suficientemente rápidos para desplazarse, ya que los perimetrales de Dallas sacan rápido sus disparos. Una solución podría ser los cambios en todas las cortinas.

Calendario de las finales

Partido 1: martes 31 de mayo en Miami, a las 22 de Argentina.
Partido 2: jueves 2 de junio en Miami, a las 22 de Argentina.
Partido 3: domingo 5 de junio en Dallas, a las 21 de Argentina.
Partido 4: martes 7 de junio en Dallas, a las 22 de Argentina.
Partido 5: jueves 9 de junio en Dallas, a las 22 de Argentina. (*)
Partido 6: domingo 12 de junio en Miami, a las 21 de Argentina (*)
Partido 7: martes 14 de junio en Miami, a las 22 de Argentina. (*)

(*) En caso de ser necesarios.

La final comienza el martes y ya se generó mucha expectativa. En especial, porque se repite la definición del 2006. Chocan dos estilos diferentes de juegos y habrá estrellas de sobra en el campo. Que comience el juego, ¡a disfrutar!

Pronóstico: Heat campeón en seis juegos.

>> Informe: Joaquín García

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s