NBA: ¿HABRÁ LOCKOUT?, por Fernando Bastide

El jueves, en nuestra edición Nº 72 de Básquetblog en formato PDF, publicaremos la habitual columna de Fernando Bastide, el primer presidente de la AdC y actual agente de jugadores. Sin embargo, no queríamos esperar hasta el jueves para entregar este excelente material sobre el posible lockout en la NBA.

Bastide
¿Tendremos temporada 2011/2012 en la NBA? Muy difícil de responder. La situación está, parece, en un punto muerto. Los representantes de ambas partes (David Stern por la patronal y Billy Hunter por los jugadores) no cesan de repetir que tienen voluntad de solucionar el tema. Pero…

El día 30 de junio de 2011 es el último día de vigencia del convenio que une a los equipos con sus jugadores. Se trata de un convenio colectivo de trabajo, que tiene una diferencia con los que rigen en Argentina. Si vencen, se extinguen y las partes quedan en libertad de obrar como quieran. En nuestro país, los convenios colectivos se prorrogan automáticamente a su vencimiento, hasta tanto se produzca su actualización.

Al quedar extinguido el convenio, todo cae. La contratación de los seguros, los límites salariales, las cláusulas que permiten negociaciones entre los equipos. En fin, absolutamente todo.

¿Dónde está el problema? Como casi siempre ocurre en estos casos, los jugadores pretenden ganar más y los equipos, que manifiestan que la crisis económica del país les ha afectado enormemente, quieren pagar menos.

Dicho así no parece tan difícil. Sin embargo, hay atrás de estas pretensiones algunos detalles económicos y financieros que tienen su importancia. Los jugadores perciben, a través sus contratos y el sistema de límites salariales, el 57 por ciento de todo aquello que se produce con el espectáculo deportivo: entradas, venta de palcos, derechos televisivos, ventas en los estadios, etcétera. El restante 43 por ciento se reparte entre los equipos.

¿Qué está sucediendo? Que los jugadores manifiestan que los equipos no están perdiendo dinero y que si hay alguno que pierde, será por su mala administración y no por culpa de los salarios. Dicen que si estuvieran en estado complicado, no podrían haber hecho contratos como los que se hicieron a principios de temporada, por cientos de millones de dólares (LeBron James, Chris Bosh, Amare Stoudemire y Joe Johnson, por ejemplo). A esto responden los equipos diciendo que se trata de casos aislados y que la mayoría no tiene esas posibilidades. Existen algunos equipos, como Dallas, Lakers o New York que han venido excediéndose en los límites salariales, teniendo que pagar el impuesto de lujo, que significa abonar a la NBA un dólar por cada dólar de exceso. Actualmente el límite salarial de los equipos orilla los 58 millones de dólares.

Los equipos (principalmente los “pobres”) quieren quitar todas las excepciones a los límites salariales (son innumerables, producto de la presión que ejercieran los ricos para renovar a sus jugadores) imponiendo un “hard salary cup” (tope salarial duro) y los jugadores se niegan.

Los jugadores pretenden una participación en la venta de los derechos televisivos y de merchandising en el exterior. En este tema, la llegada de China a la NBA provoca nuevos negocios por un lado y problemas por otro. Pareciera que los equipos están duros en este tema.

La patronal ha ofrecido un leve aumento de los dineros a percibir por los jugadores, pero en forma que no está muy clara. No ha habido aceptación.

Y el tema está trabado. Voces autorizadas manifiestan que no habrá torneo hasta diciembre por lo menos.

¿No podríamos hacer algún aporte desde aquí?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s