El primer examen serio, aprobado con creces

“Manu” Ginóbili no solo lideró al equipo en ataque, sino que también dio el ejemplo en defensa.

Apenas se conoció el fixture del torneo, se supo que Puerto Rico sería la primera gran prueba para la Generación Dorada en el Preolímpico de Mar del Plata. Y así fue: los boricuas se convirtieron en un durísimo escollo para la selección argentina, que debió esperar hasta el tercer cuarto para dominar un partido que terminó llevándose por 81 a 74. Emanuel Ginóbili, pese a estar engripado, fue la enorme figura con 23 puntos y una defensa ejemplar.

La fricción y el juego áspero fueron el denominador común del primer tiempo. Argentina, en lugar de concentrarse en defender y provocar los errores del rival, entró en el ritmo de Puerto Rico y salió perdiendo. Apoyados en una defensa muy solidaria y una ofensiva con el sello caribeño liderada por Carlos Arroyo (goleador del pleito con 24 puntos), los dirigidos por Flor Meléndez dominaron y se fueron al descanso arriba (36-34).

Fabricio Oberto regresó oficialmente a la selección y, además, volvió a convertir.

Hasta allí, la selección argentina no funcionaba como equipo y dependía mucho de las penetraciones de Ginóbili (anotó 12 puntos en ese pasaje). Sin embargo, en el complemento todo cambió: en un minuto, recuperó sus principales virtudes: defensa agobiante y solidaria, ayudas por doquier, pases extras en ataque y la garra de siempre. Con esos argumentos y el brillo estelar del quinteto Pablo Prigioni, “Manu” Ginobili, Carlos Delfino, Andrés Nocioni y Luis Scola, metió un parcial de 16 a 0 y no volvió a sufrir (62-50).

Como si fuera poco, en ese tercer cuarto magnífico también ocurrieron dos hechos memorables: Scola se convirtió en el máximo anotador histórico de la selección y, además, Fabricio Oberto volvió a convertir en su regreso al profesionalismo y se ganó la ovación de la gente que colmó el estadio.

Con el tiempo a su favor, Argentina se dedicó a administrar la diferencia y no sólo mantuvo el invicto de tres partidos: también aprobó –aunque yendo de menor a mayor- el primer examen serio que le planteó el Preolímpico.

SÍNTESIS:

Argentina (81): Pablo Prigioni 9, Emanuel Ginóbili 23, Carlos Delfino 14, Andrés Nocioni 9, Luis Scola 16 (FI); Juan Sánchez 4, Fabricio Oberto 2, Hernán Jasen 2, Juan Gutiérrez 2. DT: Julio Lamas.

Puerto Rico (74): Carlos Arroyo 24, José Juan Barea 11, Ricardo Sánchez 3, Renaldo Balkman 2, Daniel Santiago 13 (FI); Alex Galindo 2, Manuel Narváez 10, Alejandro Carmona 0, Andrés Rodríguez 2, Javier Mojica 0, Angel Alamo 2, John Holland 5. DT: Flor Meléndez.

Parciales: 21-18; 13-18; 28-14; 19-24.

Árbitros: Bulto (España), Pulk (Eslovenia) y Steibel (Canadá).

Estadio: Polideportivo Islas Malvinas.

Público: 8700 espectadores.

> Fotos: Prensa Mar del Plata 2011 y Ligateunafoto.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s