Reflexiones sobre la Liga Nacional 2011/12 y el adiós a un inventor

Bastide
Esta semana se abrió una nueva edición de la Liga Nacional y vienen los pronósticos. No soy partidario de ellos. En Argentina, los equipos se construyen, con excepciones, año a año y por lo tanto, hasta no verlos “rodar” se torna imposible opinar sobre el futuro. O por lo menos hacerlo con certeza.

El último campeón llega con dos figuras importantes dañadas. “Tato” Rodríguez no podrá seguir jugando (por problemas cardíacos) y Leo Gutiérrez sale de tratamientos cardiológicos que le impidieran estar con la Selección.

Pero también será víctima de una mala decisión (en mi criterio) que ya lleva un par de temporadas. Jugar con un solo extranjero. Cuando los reglamentos permiten la contratación de tres “americanos”, los equipos deben usar la regla. Ante situaciones como las que hoy enfrenta Peñarol, la solución a sus problemas sería muchísimo más fácil de lo que será en estos tiempos futuros. Los jugadores nacionales que hubiera tenido que reemplazar para cubrir las plazas de extranjeros no son tan importantes como lo sería poder obtener un base que reemplace a Rodríguez, jugador emblemático del equipo.

Esta aseveración parece haber sido contemplada por casi todos los equipos ya que además de Peñarol. Solamente La Unión y Sionista optaron por jugar con menos (2) extranjeros.

Se produce el regreso de algunos jugadores, como Paolo Quinteros (Regatas Corrientes), Maxi Stanic (Boca Juniors), Daniel Farabello (La Unión), Facundo Sucatrzky (Atenas) y Matías Sandes (Sionista). Con excepción del primero de los nombrados, no creo que los otros vayan a destacarse en forma notoria. Como contrapartida, el pase de Federico Kammerich a Flamengo de Brasil implica una pérdida valiosísima para nuestra Liga Nacional, mucho más después de la gran actuación que tuvo “el Yacaré” en las finales del Preolímpico de Mar del Plata.

Allá vamos. 28ª edición de la Liga Nacional. Me gustaría que el promedio de altura fuera mayor, que los equipos tuvieran en el banco jugadores jóvenes del nivel de los ‘90, que los estadios hubieran mejorado, que las transmisiones televisivas fueran “menos grises”. Ni tan buena ni tan mala, “es lo que hay”, me dice mi amigo “Chiche” Gornatti.

Despedida a un inventor

A los 73 años falleció en Estados Unidos Dave Gavitt. Desconocido en Argentina, fue durante 30 años importantísimo personaje del básquetbol universitario de su país. Entrenador y dirigente, comandó una de las más importantes conferencias, Big East y fue el “inventor” de los negocios televisivos del básquetbol universitario y principalmente del Dream Team. Del primero, del mejor, del único.

Estaba a cargo de Usa Basketball cuando junto a Boris Stankovic como Secretario General de FIBA dieron comienzo a una era “global” de nuestro deporte. Pavada de inventor, ¿no?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s