“Los 12 años más felices de ‘mi’ básquetbol” / Por Fernando Bastide

Bastide
Días pasados en un artículo periodístico leí que el inicio del equipo al que se ha dado en llamar LA GENERACION DORADA había sido el Torneo Sudamericano de 1999 jugado en Bahía Blanca.

Tomé conciencia de ese hecho y me felicité a mí mismo por haber asistido al mismo. Recuerdo el triunfo de Brasil y la desazón del público ante la derrota frente al rival de siempre.

Las emociones vividas desde ese momento hasta la reciente final frente al mismo rival, ahora en Mar del Plata, no tienen parangón alguno con cualquier otra de las muchas que mi actividad deportiva me brindó en tantos años.

Jugar basquetbol desde chico y escuchar hablar de campeonatos mundiales, Juegos Olímpicos, sudamericanos, etcétera, y con el tiempo disfrutar de la obtención de todos esos títulos, del juego desarrollado por este grupo de deportistas y hombres hace que estos doce años hayan sido los más felices de “mi basquetbol”. Tan notorio es que en los ámbitos que frecuento, en mi profesión de abogado, en mi familia, con mis amigos, me he convertido en el personaje que “está en el basquetbol de toda la vida”, alguien que conoce a tal o cual jugador de la selección, como si el famoso fuera uno y no ellos que no sólo lo son, sino que lo merecen.

Viendo que el fin de esta Generación Dorada se aproxima, tuve la fortuna de asistir a los tres últimos partidos del Preolímpico y, a mi modo, despedirme de esta epopeya. Se me dirá que todavía falta Londres y es verdad. Pero no podré asistir y a fuer de sincero, tampoco lo deseo. Como jugador de ruleta ya satisfecho con lo ganado, me retiro. No puedo pedir más.

Desde lo estrictamente basquetbolístico pude ver nuevamente a un grupo de jugadores “metidos” y jugando en equipo. En alguna columna anterior hice mención que a los grandes jugadores los hacen los equipos. Nuestra selección es una prueba más que evidente de ello.

Tuvieron inconvenientes como las ausencias de Leo Gutiérrez, Oberto y Quinteros. La recuperación sobre el inicio del torneo de Luis Scola. La ausencia de un pivot determinante. Y allí fueron.

Scola fue el pivot (MVP más que merecido), Ginóbili el genio y el líder, Nocioni calidad y energía, apareció Kammerichs, Delfino fue más organizado, Jasen mostró que no jugó antes por no tener lugar y no por no merecerlos y Prigioni fue juego y anotación. Oberto con pocos minutos pero valiosos y Quinteros con Juan Gutiérrez y Pepe Sánchez aportando cuando les tocó. Leiva el más perjudicado por las rotaciones. Y defendieron como debe defender un equipo que pretende cosas importantes.

Escuché críticas a Julio Lamas, el entrenador. Pocas en los medios, como es habitual. Pero variadas en el “ambiente”. Me parecen injustificadas.

Aprendí de Herb Brown que quien comenta debe explicar el porqué de las decisiones tomadas por los jugadores o entrenadores y no la forma en que el opinante hubiera hecho lo que es tarea de los protagonistas.

Entiendo entonces a Julio Lamas en cuanto a haber jugado con un equipo “corto”. Porque ese grupo es lo que queda de aquellos que nos llevaron hasta la gloria. Porque esos jugadores, a su modo, “exigían” estar en el campo peleando cada situación. Porque son los mejores. Porque a esta altura del proceso, se debe ganar o perder con ellos.

Esta es una decisión que un entrenador bien nacido debe tomar. Después vendrá el recambio y seguramente alguno que tuvo poco protagonismo tendrá la chance de jugar más minutos. Pero no era el momento.

Hubo una excepción. Federico Kammerichs. La lesión de Nocioni llevó a Julio Lamas a poner a Juan Gutiérrez en su lugar.  Y pensó seguramente en “el Yacaré” como posible recambio en algunos minutos. Y el correntino, como lo hizo en toda su carrera, se quedó con el puesto con su garra, su estilo, su defensa pero también con su calidad para jugar en medio de estos “genios” sabiendo ocupar su lugar. Un buen jugador es aquel que hace muy bien todo lo que sabe hacer. Y eso es Kammerichs.

Disfruté entonces de los partidos y del triunfo.

Pero no dejo de observar que Brasil va en camino de ocupar el lugar que hemos ocupado los argentinos por algo más de una década. Porque tiene jugadores jóvenes en gran progreso, porque Rubén Magnano está haciendo un trabajo que pudo haber hecho en Argentina y los “genios” que comandan la CABB no quisieron prefiriendo otros rumbos que tarde o temprano mostrarán la equivocación.

Porque la NBB (Liga Nacional Brasileña) con todos sus inconvenientes tiene mejores estadios, mejor televisión, mejor mercadeo. Y en jugadores tiene más altura y muy buenos tiradores. Por sobre todo jóvenes.

Deseo equivocarme, pero esto es lo que pienso.

Párrafo final para el estadio. Quienes aseguraron que el Polideportivo iba a parecer un estadio NBA o mintieron o no conocen un estadio NBA. Los tableros de cuatro caras en la NBA no son sólo pantallas de televisión grandes. Contienen información que es espectador puede adquirir con sólo levantar su cabeza. No fue así en Mar del Plata.

Uno de los tableros indicadores funcionó mal casi permanentemente, al punto que las pantallas gigantes tuvieron que suplantarlo poniendo imágenes tomadas de la televisión. En el partido final, Brasil, durante el primer tiempo estuvo integrado por los jugadores de República Dominicana, por ejemplo.

En ubicaciones de muy buen precio la incomodidad era increíble. No había forma de evitar soportar las rodillas del espectador ubicado atrás en nuestra espalda y llegar o salir de cada asiento provocaba que toda una fila de personas tuviera que ponerse de pie.

No hubo, eso sí, inconvenientes con las ubicaciones. Bien controlados los ingresos, no hubo “colados”. Hasta la final. Allí hubo gente en las escaleras, parados, sentados, como se pudiera. Los ingresos y egresos se hicieron sin problemas.

Estamos muy lejos de la NBA. Lejísimo. Aún con el lockout.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s