Manu, una “garganta poderosa” que habló de todo

Sucede con todos los ídolos populares. Es una constante: cuando hablan, sus palabras recorren todos los medios del país, de punta a punta. Tienen ese “plus” que eleva sus conceptos a la escala máxima de interés popular. Y más, si se trata de aquellos fenómenos apuntados por la gente como “los mejores de la historia”.

Por eso, la entrevista a Emanuel Ginóbili que realizó la revista de cultura villera “La Garganta Poderosa” (escrita, fotografiada, dirigida y financiada por vecinos de barrios marginales) no podía pasar desapercibida. El jugador más exitoso en la historia del básquet nacional, cual analista político-social, habló de todo: el resurgimiento de los países latinoamericanos, el menosprecio que sufrió en sus primeros años en Estados Unidos, las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, los derechos humanos y mucho más.

Desde BásquetBlog, no queremos que te pierdas las palabras sin cassete de “Manu” y te mostramos los mejores fragmentos de la entrevista.

La recuperación latinoamericana

“Con el resurgimiento de Brasil, de la Argentina que está mejor y de México, que a pesar de sus problemas es una potencia, se va cambiando esa tendencia. Aunque seamos un área olvidada, la unión de estos gobiernos de Sudamérica le está dando más poder a la región, más voto. Y hace que se la mire distinto, que se la valorice más”.

“Desde que fuimos ‘descubiertos’ en 1492, somos un pueblo que padece de abusos, porque nos han utilizado históricamente para sacarnos nuestros recursos. En Europa mismo, nos siguen tratando de sudacas. A mí, me genera esperanza que las nuevas generaciones empiecen a luchar, para que realmente seamos iguales, para que tengamos los mismos derechos y obligaciones, el rico, el pobre, el que vive en Lesotho o en Washington. Porque en Georgia o Kazajistán, en Vietnam o Laos, se vive lo mismo, es algo global, y el objetivo es que esto se pueda cambiar de raíz”.

Menospreciado “por ser blanquito”

“Fui menospreciado por ser blanquito, por venir de Sudamérica, porque nadie me conocía. Lo notaba por ejemplo cuando estaba defendiendo a un rival; notaba cómo me miraba, seguramente pensando y este de dónde viene, quién es, y le decía a sus compañeros: ‘Dámela a mí, que me marca éste’”.

“Discriminación hay en todo el mundo. A todo nivel. Con los negros, con los que piensan distinto, con los de otra religión, con los extranjeros. En distintos países o de distinto tipo, la discriminación la viví en todos lados, con diversas excusas. A mí la discriminación no me tocó por ser un personaje popular y porque el básquet en San Antonio es muy importante. Y eso es lamentable porque hay muchas personas anónimas que sí la sufren”.

Las Madres, Abuelas y el “Che”

“Su búsqueda es totalmente legítima, y desde que soy padre, no me imagino lo que sería perder a mis hijos o no saber dónde están, ni qué fue de ellos. Además, lo que están haciendo por toda la sociedad es muy importante, tanto Madres como Abuelas han hecho un montón de cosas buenas. No se puede creer los huevos que tuvieron cuando iniciaron su lucha, y sobre todo el valor que tuvieron para ir a marchar en momentos donde no cualquiera lo hacía”.

“Yo hoy creo que la lucha armada no es la solución, pero en esa época no había otra forma de arrancar a un partido, para liderar un cambio desde el voto. Por eso, lo que hizo el Che Guevara, salir en una moto a recorrer Latinoamérica, cambiar como cambió e iniciar una revolución, solo por el bien de la gente, parece una novela, es algo espectacular. Hoy, él trataría de hacer lo mismo, pero de otra manera, con variantes que antes no había”.

La edad de imputabilidad

“No creo que sea la solución a nada, porque a un chico no se lo puede tratar como a un adulto de 35 o de 50, sin haberlo dejado alcanzar su maduración mental. La respuesta hay que buscarla en la educación y en la contención, para él y su familia. Una edad tiene que haber, pero no puede ser que haya un día en el que los chicos pasen a ser adultos, y entonces dejan de ser víctimas para ser victimarios. Eso es una ironía”.

La educación nacional y la norteamericana

“La educación es primordial, y siempre hay que mejorarla. En este país, no me puedo quejar, están todas la posibilidades para que los chicos estudien, porque es pública, pero pública de verdad; en Estados Unidos, hay colegios públicos, pero cuando llegás a fin de año, pagaste esto, lo otro… Sale caro estudiar y no toda la gente puede darse ese lujo”.

“Mucha gente piensa que Estados Unidos es todo luces y lujo, pero no es así. Hay también muchos barrios bajos, ciudades que sobre todo después de esta última crisis, se han empobrecido. Allá hay mucho desempleo. Se piensa que no existe la gente que no sabe leer ni escribir, y sí la hay. O que es el mejor país del mundo, que nada malo le va a pasar, pero tiene un montón de problemas”.

Si querés conocer más sobre La Garganta Poderosa, ingresá a su web (www.lapoderosa.org.ar) o bien seguilos en Twitter (@gargantapodero) y en Facebook (“La Garganta Poderosa”).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s