9 de Julio se fortalece en Río Tercero: ahora, bajó a Weber Bahía Estudiantes

Kenyon Gamble anuló a Jerome Meyinsse en el último pasaje y fue un bastión defensivo para 9 de Julio.

Pocas veces, en la historia de nuestra Liga Nacional, un equipo debe haber mostrado tanto contraste jugando fuera y dentro de casa como 9 de Julio de Río Tercero. Lejos, en casi todas sus salidas, muestra una versión apática, que habitualmente termina apaleada por su rival. En cambio, en su hogar es otro: infla el pecho, levanta la frente y, con el aliento incontenible del público -factor clave en cada acto-, se dedica a bajar a cada peso pesado de la competencia. Esta noche, la víctima de la fortaleza riotercerense fue Weber Bahía Estudiantes, que no pudo soportar el asedio local y cayó por un justo 78 a 71.

Tan determinante es su público, que sin dudas puede contarse como uno de los cuatro pilares fundamentales de esta victoria de “9”. Alentando desde el salto inicial y presionando en los momentos más calientes, la gente celeste se hace sentir de lo lindo. Claro está que a ello se sumaron tres nombres que sobresalieron dentro de una actuación colectiva para aplaudir.

Primero, antes que nadie, se colocó Diego Gerbaudo. El base, que eligió jugar en este equipo -entre otros motivos- “por su gente”, derramó talento en cada intervención. Puntos (12), asistencias (6), esfuerzo (7 rebotes) y muchísima templanza en el cierre, lo convirtieron en la máxima figura de la noche. Su brillo estuvo escoltado, a puro dinamismo, por los “gemelos” Josimar Ayarza (12 de sus 18 tantos en el primer cuarto) y Jaz Cowan (líder con 20 unidades y 7 rebotes).

Con esos cuatro argumentos centrales, más el aporte de Kenyon Gamble (un bastión defensivo que supo controlar a Jerome Meyinsse) y Gastón Luchino (triples importantísimos), el conjunto de Daniel “Zeta” Rodríguez logró aguantar la reacción de los bahienses, que luego de perder por 16 puntos (48-32), encontraron a sus extranjeros (59 puntos entre los tres) y llegaron a ponerse muy cerca (75-71, a 36s). Pero claro: en su casa, la historia no podía terminar de otra manera. Desde la línea, y con el ya clásico “y ‘9’ tiene huevos” como telón de fondo, 9 de Julio cerró un triunfo esencial para seguir soñando. El viernes, el bicampeón Peñarol llegará a Río Tercero con una misión: transformar ese sueño en una pesadilla.

SÍNTESIS

9 de Julio (78): Gastón Torre 1, Martín Melo 2, Josimar Ayarza 18, Jaz Cowan 20, Kenyon Gamble 5 (FI); Emiliano Martina 0, Pablo Orlietti 5, Gastón Luchino 15, Diego Gerbaudo 12, Matías Domínguez 0, Lucio Reinaudi 0. DT: Daniel Rodríguez.

Weber Bahía Estudiantes (71): Lucas Faggiano 3, Javier Mojica 22, Federico Aguerre 2, Ricky Sánchez 17, Jerome Meyinsse 20 (FI); Juan Ignacio Sánchez 0, Juan Espil 7, Joel Comba 0. DT: José Luis Pisani.

Parciales: 23-14; 21-17; 19-27; 15-13.

Árbitros: Daniel Rodrigo y Rodrigo Castillo.

Estadio: José “Gordo” Albert (Río Tercero).

> Foto: Darío Carballo / Ligateunafoto.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s