Con sufrimiento, Atenas venció a Quilmes

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Atenas volvió a la victoria y punto. No le sobró nada. Es más, debió acudir a ese plus poco tangible, como la entrega y el corazón. Sí, porque para vencer a Quilmes (uno de los colistas) 81-78 debió luchar mucho más de lo pensado. En realidad, de lo que creían todos. Luego de ir perdiendo por nueve (63-72) a falta de medio cuarto, los cordobeses enchufaron la defensa y metieron un parcial de 12-0 (75-72), para volver a comandar las acciones. Ventaja que se fue sosteniendo y terminó siendo definitiva.

¿Certezas? Pocas. O muchas. Depende el lado que se mire. Más allá de la reacción y tenacidad exhibida en el último trayecto, los conducidos por Néstor García dejaron en evidencia que están inmersos en una crisis de juego. Al Griego le cuestan muchos las ofensivas y parece carecer de ideas a la hora de atacar. Un síndrome que ya padeció, sobre todo cerca de la salida de Sebastián González. La cantidad de asistencias (8 en total) es el asterisco que mejor lo demuestra (promedia casi 13). Además, la defensa, que es el termómetro del equipo, funciona de a ratos. Se enciende y se apaga. Como si nada. La zona pintada es donde más desnuda esa falencia (permitió casi 40 puntos).

De la mano de Axel Weigand (20 puntos y 4 rebotes) y Phillip Hopson (14 unidades y 9 recobres), los de Mar del Plata tomaron la iniciativa del encuentro. Con todas las limitaciones a cuesta, los visitantes apostaron a la salida rápida y jugadas personales. Así fue liderando los primeros 20 minutos, hasta que apareció Marcus Melvin (20 tantos y 11 rebotes). El extranjero tomó las riendas y, con un triple casi sobre la chicharra, recuperó el tanteador (36-34). La vuelta del descanso largo mostró lo mejor y peor del elenco de “Beto” Martínez. Por eso, se le facilitaron las cosas a los de barrio General Bustos. Un par de bombas de Facundo Piñero más la desazón del anfitrión, hicieron que el Milrayitas se escapara (59-50, 64-57 y 72-63). A su vez, después se secó. Atenas lo aprovechó, ajustó la marca y, de tanto insistir, empezó a encontrar réditos en el tablero ajeno. Así, con muy poquito, se llevó una victoria indispensable para no seguir perdiendo terreno. ¿Su futuro? Se verá en los tres próximos juegos. Y lejos de casa.

SÍNTESIS:

Atenas (81): Bruno Lábaque 11, Juan Manuel Rivero 5, Matías Lescano 10, Jaime Lloreda 15, Marcus Melvin 20 (FI); Facundo Sucatzky 10, Ryan Humphrey 10 y Mariano García 0. DT: Néstor García.

Quilmes (78): Nicolás Ferreyra 9, Phillip Hopson 14, Gregorio Eseverri 0, Clarence Matthews 9, Axel Weigand 20 (FI); Facundo Piñero 9, Germán Sciutto 2, Louis Truscott 4 y Michael Smith 11. DT: Luciano Martínez.

Parciales: 1° Atenas 18-Quilmes 20, 2° 18-14 (36-34), 3° 16-25 (52-59) y 4° 29-19 (81-78).

Árbitros: Alejandro Ramallo y Jorge Chávez.

Cancha: Polideportivo Cerutti.

Galería de foto: Malena Noves.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s