Archivo mensual: marzo 2012

El corazón pudo más: 9 de Julio sigue en Liga Nacional

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Que pasó un año plagado de turbulencias, no quedan dudas. Que deberá mejorar infinidad de cuestiones es una certeza. Pero nada podrá empañarle la fiesta. ¿Una fiesta por esquivar el descenso, luego de una temporada muy floja? Así es: 9 de Julio de Río Tercero debe festejar a lo grande su triunfo ante Quilmes (3-1) en la serie por la permanencia. Y, con él, todo el básquet cordobés.

Motivos para descorchar, más allá de todos sus padecimientos, le sobran. Con el corazón y una entrega innegociable como principales argumentos, “el Patriota” le puso el pecho a las balas y mantuvo una plaza basquetbolística hermosa para los fanáticos cordobeses de la pelota naranja. Un dato es contundente: por segunda vez en la historia, Córdoba tendrá dos equipos en la máxima categoría en tres temporadas consecutivas (antes, fueron Atenas y Asociación Española, de 1985 a 1987).

El hecho debe celebrarse. Más aún, teniendo en cuenta que se consiguió a partir de un equipo con firmes raíces mediterráneas, que contó con seis jugadores mayores nacidos en la provincia. Gastón Torre, Diego Gerbaudo, Gastón Luchino, Martín Melo, Emiliano Martina y Pablo Orlietti lucharon contra viento y marea para dejar ahí, bien arriba, al elenco riotercerense. Con mejores y peores rendimientos, pero siempre dándolo todo, al igual que los más que integrados foráneos Jaz Cowan, Sam Clancy y Josimar Ayarza.

A ellos se sumó, en el momento justo, el hombre clave para la permanencia. Cuando el barco amenazaba con hundirse y la crisis dirigencial-deportiva se agigantaba, Sebastián González, el entrenador más importante de la historia del club, regresó para tomar el mando y llegar a buen puerto. Apelando, precisamente, al juego colectivo y la garra nacional (revitalizó, sobre todo, a Torre, Luchino, Martina y Gerbaudo), el DT regaló seis victorias en los últimos siete encuentros y consiguió el objetivo primordial.

Sin esa “tonada cordobesa” en el plantel, el sentido de pertenencia y la altísima química grupal -traducida en pasión por la camiseta- hubiesen sido imposibles de lograr. Quizás, esa fue la principal diferencia con su rival marplatense: Quilmes nunca logró tener un equipo sólido y deberá volver a empezar desde abajo.

Claro que las cuestiones para replantear son muchas. Soportar un año más con numerosos problemas y chispazos internos parece insostenible. En lo estrictamente deportivo, se descuenta que el presupuesto seguirá siendo acotado, aunque no deberá ser una excusa para intentar dar un salto de calidad y mejorar un récord general de 30 derrotas y apenas 18 victorias. La clave estará en ajustar la elección de los posibles refuerzos, sin desmontar una estructura apoyada en el sacrificio diario de dirigentes, técnicos y jugadores. El fiel público de Río Tercero, y toda una provincia que respira básquet, estarán agradecidos.

EMOCIONATE CON LOS RELATOS FINALES DE NICOLÁS CRAVERO [PLANETA BÁSQUETBOL-LV26]

ESCUCHÁ LA PALABRA DE SEBASTIÁN GONZÁLEZ [LV26]

> Fotos: Gentileza Demián Schleider / Infoliga.com.ar

Anuncios

9 de Julio ganó en Mar del Plata y logró la permanencia

El último aliento. 9 de Julio metió un triunfazo en Mar del Plata y jugará un año más en la máxima categoría.

Objetivo cumplido y con creces. 9 de Julio se queda en la Liga Nacional y mantiene la alegría del pueblo “Patriota”. La victoria de anoche significó la ventaja en la serie con Quilmes 3 a 1 y la permanencia en la elite del básquet nacional.

En un partido que supo controlar y manejar con un buen trabajo en conjunto, característica que lo mantuvo entero hasta en los peores momentos, 9 de Julio venció a Quilmes por 82 a 74 y abrochó su permanencia en Liga Nacional. “El Patriota” mostró un excelente primer tiempo y tuvo que pelearla en un complemento parejo que, esta vez, supo definir. Gastón Luchino, sin dudas, fue la figura de la noche con 20 puntos (4 de 5 en triples), 4 rebotes y 4 asistencias.

Desde el inicio, “9” mostró por qué se iba a encontrar con una victoria de Mar del Plata. Con un Jaz Cowan encendido, sacó una buena ventaja en el primer cuarto y, a falta de 4 minutos para el cierre, el parcial era de 14 a 7 a su favor, con 7 puntos del ala-pivot foráneo. A partir de una ofensiva certera y una defensa férrea, pudo aprovechar los errores del local y escaparse (24-18).

Sin embargo, en el segundo período entró en escena Cedric Moodie para darle un respiro al “Cervecero”. Con 10 tantos en el parcial puso a su equipo a tiro nuevamente, y producto de un triple de Facundo Piñero a falta de 1 minuto, el marcador quedó igualado en 36, pero Sam Clancy y un bombazo de Luchino devolvieron la ventaja a los cordobeses antes del descanso largo (43-38).

En el regreso al campo de juego, Quilmes hizo ilusionar a su gente, se adelantó en el tanteador en algunos pasajes del cuarto, pero varias pelotas perdidas y la efectividad de Luchino, anotando dos triples más, le dio a 9 de Julio un parcial de 12 a 3 para quedarse con el tercer cuarto (63-56).

En los últimos 10 minutos, Quilmes intentó, pero tropezó con sus limitaciones, con el nerviosismo y toda la presión que tenía encima. Clarence Matthews y Phillip Mc Hopson empezaron a jugar el partido que se esperaba de ellos, pero no alcanzó. “El Patriota”, con un Clancy dueño de los rebotes en ambos tableros (bajó 8) y autor de 14 puntos, y la efectividad de Luchino y Cowan, estableció una ventaja que varió entre los 7 y 8 puntos para cerrar la serie con autoridad y quedarse en la máxima categoría una temporada más. Para Quilmes quedó el sabor amargo  de un nuevo descenso, el tercero en su historia.

SÍNTESIS

Quilmes (74): Nicolás Ferreyra 10, Phillip Mc Hopson 18, Gregorio Eseverri 2, Axel Weigand 4, Clarence Matthews 20 (FI); Louis Truscott 5, Cedric Moodie 10, Facundo Piñero 5. DT: Roberto Martínez.

9 de Julio (82): Diego Gerbaudo 10, Gastón Luchino 20, Josimar Ayarza 14, Jaz Cowan 14, Sam Clancy 14 (FI); Gastón Torre 2, Emiliano Martina 6, Pablo Orlietti 2. DT: Sebastián González.

Parciales: 18-24; 20-19; 18-20; 18-19.

Árbitros: Alejandro Ramallo, Roberto Smith y Fabricio Vito.

Estadio: Polideportivo Islas Malvinas (Mar del Plata).

> Foto: Diego Berrutti / Ligateunafoto.com

Gran actuación de Juan Fernández en el Torneo de Triples del Juego de las Estrellas de la NCAA

Fernández en acción en el Torneo de Triples (Foto: captura web)

Con una sonrisa de oreja a oreja, lejos de los nervios habituales en esta clase de eventos, el cordobés Juan Fernández se lució y estuvo a punto de quedarse con el título del Torneo de Triples en el Juego de las Estrellas del básquetbol universitario de los Estados Unidos.

Con semblante tranquilo y relajado, más el apoyo de su familia desde las tribunas, Fernández arrancó con todo y sus 18 puntos fueron la mejor marca de la primera ronda, marca que lo depositó en semifinales con la ventaja de ser el último en lanzar. Sin embargo, tal ventaja pareció volverse en contra, ya que  cuando le llegó el turno de tirar nuevamente, Ryne Smith y John Shurna habían conseguido 18 y 20 puntos respectivamente. Con la presión en su contra, el riotercerense superó su marca anterior y consiguió 19 puntos, justo los que necesitaba para clasificar a la final.

En la última ronda largó primero y tras un carro irregular, ajustó la mira y concluyó con unos excelentes 20 puntos. No obstante, cuando parecía que se iba a quedar con el título, John Shurna metió una racha de 7 aciertos consecutivos y con la última bola (bicolor y de valor doble) superó apenas por 1 punto (21 en total) a Juan Fernández, relegándolo al segundo puesto final.

Los Fernández, alentando a su hijo desde la tribuna

Falta lo mejor

El Torneo de Triples fue sólo el principio para el base oriundo de Río Tercero: mañana por la tarde, Fernández saltará de nuevo al parquet a disputar, nada menos, que el Juego de las Estrellas en sí, formando parte del equipo del Este y ante todas la miradas, ya que el evento forma parte del calendario del fin de semana del Final Four de la NCAA.

Quilmes sobrevivió ante 9 de Julio y descontó en la serie por la permanencia

Vuela alto. Mc Hopson se puso al hombro a Quilmes y le dio la primera victoria de la serie. (Foto: Gentileza Infoliga.com.ar)

Estuvo ahí, a sólo un pasito de la permanencia. Peleó, se recuperó de una desventaja enorme y pudo haber concretado la hazaña, pero el sabor dulce se transformó en un trago más que amargo: después de perder la delantera en el cierre del tiempo regular, 9 de Julio no pudo hacer pie en dos prórrogas infartantes y cayó por 94 a 88 ante Quilmes de Mar del Plata, que descontó y puso la serie 1-2. Phillip Mc Hopson, con 37 puntos, 10 rebotes y 7 asistencias, fue el héroe para “el Cervecero”, que prolongó el suspenso hasta el próximo viernes.

Todo, absolutamente todo, parecía preparado para que “el Patriota” logre dar un batacazo histórico. Desde el arranque, en un marco rodeado de nerviosismo y tensión, el conjunto “Tricolor” tomó distancia con un actor principalísimo: monopolizando las ofensivas, Hopson fue marcando una diferencia que alcanzó los 19 puntos promediando el tercer cuarto (51-32) y dejó la cuestión al borde de la sentencia. ”9”, errático y superado, quedó en una encrucijada: o tiraba la toalla y “guardaba” energías para el cuarto partido, o intentaba la heroica. La respuesta fue contundente: con un corazón inmenso y los bombazos de Gerbaudo, Martina y Masieri (dos triples fundamentales cada uno), se recuperó de la sequía (lanzó 9/32 de campo en la primera mitad), metió un parcial tremendo de 27 a 10 y pasó al frente (61-59, a 6m24s). En un final tremendo, Hopson (¿quién si no?) le permitió al dueño de casa aguantar cada escapada de los riotercerenses (llegaron a estar 68-63 arriba, a 2m) y, con dos libres a cinco segundos de la chicharra final, sacó a los suyos del infierno y forzó la prórroga (71-71).

A continuación, el unipersonal del base “cordobés” cedió el paso a la aparición de algunos actores de reparto claves para que Quilmes domine, por una luz, el suplementario. Weigand, Eseverri (los únicos en superar la decena de puntos), Truscott y Moodie le dieron el liderazgo (80-77) hasta que Gerbaudo descontó (goleador con 22 tantos) y le dio la última chance a Luchino, que corrió la cancha con la soga al cuello y volvió a igualar (81-81).

En el desenlace, el esfuerzo “celeste” se topó por enésima ocasión con Hopson, que volvió a romper la defensa y, aunque marró varias veces desde la línea, le regaló una ventaja definitoria a su equipo (89-83). Cansado, sin el aporte del tridente extranjero (totalizó sólo 23 puntos) y sin variantes (Gerbaudo, Torre y Martina se fueron por cinco faltas), 9 de Julio no tuvo más alternativas ni soluciones mágicas. En pocas horas, deberá dar vuelta la página, dejar atrás la desazón y mentalizarse para lo que será, sin dudas, otra batalla épica.

SÍNTESIS

Quilmes (94): Nicolás Ferreyra 7, Phillip Mc Hopson 37, Gregorio Eseverri 12, Axel Weigand 11, Clarence Matthews 8 (FI); Cedric Moodie 8, Facundo Piñero 3, Louis Truscott 8. DT Roberto Martínez.

9 de Julio (88): Diego Gerbaudo 22, Gastón Luchino 6, Josimar Ayarza 15, Jaz Cowan 3, Sam Clancy 5 (FI); Emiliano Martina 12, Pablo Orlietti 8, Gastón Torre 11, Leandro Masieri 6, Lucio Reinaudi 0. DT: Sebastián González.

Parciales: 16-14; 20-13; 20-22; 15-22; 10-10 (1TS); 13-7 (2TS).

Árbitros: Alejandro Chiti, Juan Fernández y Leonardo Mendoza.

Estadio: Polideportivo Islas Malvinas (Mar del Plata).

San Isidro ganó y se metió en semifinales de la Zona Norte del TNA

San Isidro festeja, el equipo de San Francisco sigue haciendo historia en su primera temporada en el TNA. (Foto: diariosports.com.ar)

Por el cuarto punto de la serie de playoffs del TNA, el equipo de San Francisco venció nuevamente a Alvear, en Villa Ángela, por 99-89 y cerró la serie por 3-1 a su favor. Felipe Pais fue clave para el equipo cordobés con 28 puntos, 2 rebotes y 2 asistencias. Ahora los “Halcones” esperan rival.

Después de un primer cuarto “palo a palo”, el quiebre del partido llegó en el inicio del segundo parcial cuando un doble de Jorge Toriano empató el juego en 25 y dio inicio a un parcial de 12 a 0  con el que San Isidro tomó el control del partido. A partir de allí la diferencia fue en ascenso hasta llegar a 22 puntos de ventaja, cuando faltaba poco más de 2 minutos para el cierre del tercer periodo. Sin embargo, con un parcial de 11 a 0, el local se puso sólo a 3 puntos de diferencia (82-79) a poco menos de 5 minutos para el cierre. No obstante, el equipo cordobés manejó mejor la presión en el final: encontró 5 puntos claves para escaparse, en las manos de Juan Ángel López, y con efectividad desde la línea de tiros libres aseguró una victoria histórica para los “Halcones Rojos”; que de esta manera, en su primer temporada en el TNA, se meten en semifinales de la Zona Norte de esta categoría.

Ahora San Isidro espera a su rival, que saldrá de la llave que están disputando Unión Progresista y Echague de Paraná (ganan 2-1 los chaqueños). La serie de semifinales comenzará a disputarse el próximo martes.

Néstor “Che” García, luego de la dolorosa eliminación de Atenas en la Reclasificación

Néstor “Che” García pasó por la conferencia de prensa post partido e hizo su análisis sobre la sorpresiva eliminación del Griego en octavos de final. “Estuvimos ahí, pero no nos alcanzó lamentablemente”. El entrenador lamentó la inoportuna lesión de Matías Lescano, hizo un breve balance de su etapa al frente de Atenas y dio su mirada sobre el duelo con Regatas: “Tuvimos una noche desacertada, hemos tenido problemas para hacer puntos todo el año.  Hay una diferencia que es notoria: en tres juegos Regatas, tira 90 tiros libres y nosotros 40”, concluyó.

Finalmente, sobre el futuro manifestó: “El presidente del club habló conmigo, pero yo estaba preocupado por sacar al equipo de esta situación. Le pedí terminar la liga para hacer una evaluación final de qué era lo que me parecía a mí. No se cruzó en ningún momento por la cabeza que podíamos perder hoy”.