Quilmes sobrevivió ante 9 de Julio y descontó en la serie por la permanencia

Vuela alto. Mc Hopson se puso al hombro a Quilmes y le dio la primera victoria de la serie. (Foto: Gentileza Infoliga.com.ar)

Estuvo ahí, a sólo un pasito de la permanencia. Peleó, se recuperó de una desventaja enorme y pudo haber concretado la hazaña, pero el sabor dulce se transformó en un trago más que amargo: después de perder la delantera en el cierre del tiempo regular, 9 de Julio no pudo hacer pie en dos prórrogas infartantes y cayó por 94 a 88 ante Quilmes de Mar del Plata, que descontó y puso la serie 1-2. Phillip Mc Hopson, con 37 puntos, 10 rebotes y 7 asistencias, fue el héroe para “el Cervecero”, que prolongó el suspenso hasta el próximo viernes.

Todo, absolutamente todo, parecía preparado para que “el Patriota” logre dar un batacazo histórico. Desde el arranque, en un marco rodeado de nerviosismo y tensión, el conjunto “Tricolor” tomó distancia con un actor principalísimo: monopolizando las ofensivas, Hopson fue marcando una diferencia que alcanzó los 19 puntos promediando el tercer cuarto (51-32) y dejó la cuestión al borde de la sentencia. ”9”, errático y superado, quedó en una encrucijada: o tiraba la toalla y “guardaba” energías para el cuarto partido, o intentaba la heroica. La respuesta fue contundente: con un corazón inmenso y los bombazos de Gerbaudo, Martina y Masieri (dos triples fundamentales cada uno), se recuperó de la sequía (lanzó 9/32 de campo en la primera mitad), metió un parcial tremendo de 27 a 10 y pasó al frente (61-59, a 6m24s). En un final tremendo, Hopson (¿quién si no?) le permitió al dueño de casa aguantar cada escapada de los riotercerenses (llegaron a estar 68-63 arriba, a 2m) y, con dos libres a cinco segundos de la chicharra final, sacó a los suyos del infierno y forzó la prórroga (71-71).

A continuación, el unipersonal del base “cordobés” cedió el paso a la aparición de algunos actores de reparto claves para que Quilmes domine, por una luz, el suplementario. Weigand, Eseverri (los únicos en superar la decena de puntos), Truscott y Moodie le dieron el liderazgo (80-77) hasta que Gerbaudo descontó (goleador con 22 tantos) y le dio la última chance a Luchino, que corrió la cancha con la soga al cuello y volvió a igualar (81-81).

En el desenlace, el esfuerzo “celeste” se topó por enésima ocasión con Hopson, que volvió a romper la defensa y, aunque marró varias veces desde la línea, le regaló una ventaja definitoria a su equipo (89-83). Cansado, sin el aporte del tridente extranjero (totalizó sólo 23 puntos) y sin variantes (Gerbaudo, Torre y Martina se fueron por cinco faltas), 9 de Julio no tuvo más alternativas ni soluciones mágicas. En pocas horas, deberá dar vuelta la página, dejar atrás la desazón y mentalizarse para lo que será, sin dudas, otra batalla épica.

SÍNTESIS

Quilmes (94): Nicolás Ferreyra 7, Phillip Mc Hopson 37, Gregorio Eseverri 12, Axel Weigand 11, Clarence Matthews 8 (FI); Cedric Moodie 8, Facundo Piñero 3, Louis Truscott 8. DT Roberto Martínez.

9 de Julio (88): Diego Gerbaudo 22, Gastón Luchino 6, Josimar Ayarza 15, Jaz Cowan 3, Sam Clancy 5 (FI); Emiliano Martina 12, Pablo Orlietti 8, Gastón Torre 11, Leandro Masieri 6, Lucio Reinaudi 0. DT: Sebastián González.

Parciales: 16-14; 20-13; 20-22; 15-22; 10-10 (1TS); 13-7 (2TS).

Árbitros: Alejandro Chiti, Juan Fernández y Leonardo Mendoza.

Estadio: Polideportivo Islas Malvinas (Mar del Plata).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s