Pablo Bertone (parte 2): Sé que voy por el camino correcto

Bertone tendrá por delante el gran desafío de asumir el liderazgo de su equipo, Florida Atlantic, que presentará muchas modificaciones con respecto al equipo de la temporada pasada.

En la segunda parte de la charla de Pablo Bertone con Basquetblog, el pibe cordobés nos cuenta sobre su futuro: cómo encara las dos temporadas que le quedan en la NCAA, su sueño máximo de llegar a la NBA y, por supuesto, su esperanza de pelear un lugar en la Selección , ante el inminente recambio generacional.

“Tengo la esperanza. Sé que voy por el camino correcto”, dice con la ilusión de alguien que se esfuerza por un sueño. “Va a haber mucha competencia, van a aparecer muchas caras nuevas y todos van a pelear por un lugar. Este cambio va a generar mucha motivación en todos los que nos dedicamos a esto”, agrega el jugador de Florida Atlantic, dispuesto a pelear por hacer realidad sus sueños.

-Te quedan dos temporadas y vas a ser de los más experimentados del equipo. ¿Con qué expectativas encarás los dos años que te quedan? ¿Sentís que vas a ser el líder dentro del grupo?

-Sí, y voy a ser el más grande de edad por el camino que tuve que hacer antes de entrar y que me costó dos años. Voy a terminar con 23 mi carrera acá (en EE.UU.). Encaro una por una las temporadas, porque te digo que la situación nuestra con el entrenador es muy particular. Así que uno nunca sabe hasta cuándo lo puede tolerar. Pero estas vacaciones me vienen bárbaro y estas dos temporadas las encaro con más ganas que nunca. El equipo cambió: no sé si vamos a ser muy competitivos, pero al mismo tiempo es una linda oportunidad para mí, para demostrar todo lo que puedo dar y convertirme en el líder del equipo o en la “cara del programa” como dicen acá, y como ya me están catalogando algunos. Así que con muchas ganas, no se cierra una puerta sin abrirse una ventana así que hay que sacarle el mayor provecho y espero guiar al equipo en una temporada ganadora.

-¿Te permitís mirar más allá de la NCAA? ¿Dónde te imaginás jugando? ¿Cuál es tu sueño?

-Mi sueño es poder vivir dignamente del básquet profesional, ser feliz en la liga y en el ambiente en el que me toque vivir. Por supuesto que mi sueño máximo es la NBA. Sé que es un camino dificilísimo, pero este año después de los juegos contra Kansas y Mississippi State, acá ya se hablaba de la proyección que me daban y me permite soñarlo. Además yo también me probé a mi mismo de qué soy capaz. Si las circunstancias se dan, esta y la próxima temporada que ya de entrada voy a tener mucha más exposición y responsabilidad, nunca se sabe. Este año demostré contra algunos de los mejores equipos del país y, jugando así, me siento que voy por la dirección correcta. Uso una frase que tal vez la hayas escuchado: “Shoot for the Moon, even if you miss you might end up among the Stars” que sería algo como: “uno sueña, inclusive si no conseguís tu objetivo máximo, todavía podés aterrizar por ahí arriba”.

-Y sobre la Selección, teniendo en cuenta que se viene un recambio grande. ¿Tenés la esperanza de pelear un puesto luego de Londres o España 2014?

-Tengo la esperanza: sé que voy por el camino correcto. Espero también que la distancia y la exposición al estar acá, no me juegue en contra en este momento, ya que no hay mucho acceso a la NCAA en Argentina. Igual no me desespero, sé que va a llegar en el momento indicado. Todavía nos queda un torneo más con los ex campeones olímpicos y después de eso ya se puede hablar de un cambio generacional masivo, digamos. También va a haber mucha competencia, van a aparecer muchas caras nuevas y todos van a pelear por un lugar. Eso es bueno también, antes es como que era siempre el mismo grupo y la competencia era entre dos o tres por agarrar el último lugar. Este cambio va a generar mucha motivación en todos los que nos dedicamos a esto.

-Justamente para la gente que no te conoce por haber elegido este camino “diferente” de jugar básquetbol universitario. ¿Cómo te definís como jugador?

-Juego con mucha pasión y personalidad: mis aptitudes físicas me permiten competir con estos tremendos atletas que hay en la NCAA. Pero aprendí mucho sobre el juego y hoy juego más con la cabeza que con las piernas. Sé cómo moverme, dónde estar ubicado y cuándo. Soy un base, ayuda base o alero (no necesariamente en ese orden) pero puedo desempeñarme con comodidad en las tres posiciones.

– A veces te veo un aire a Facundo Campazzo. Él juega puntualmente de armador y vos sos más alto, pero lo digo por la personalidad, las piernas, la polenta y agresividad que le ponés para jugar. ¿Puede ser?

-Puede ser (risas). Cuando jugábamos juntos con “Facu” nos entendíamos muy, pero muy bien. Y te lo puede corroborar él a eso también. Y sí, “un poquito” más alto soy (risas). Pero él demuestra que la altura se contrarresta con la actitud.

-Sé que son amigos, recordanos dónde jugaron juntos.

-Jugamos en Unión Eléctrica por el 2006/07 y parte del 2008 capaz. Fueron dos años que ganamos muchas cosas con Unión. Ahí llegamos a la final de la Liga Nacional Juvenil, justamente en Mar del Plata ante Peñarol. Ahí fue donde lo vieron a “Facu”. Ah y también estaba Alexis Elsener en ese equipo. ¡Era un equipazo!

Foto: Universidad de Florida Atlantic.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s