El adiós a Miguel Romano, amigo y colega que me regaló el básquet


Por Humberto De Napoli (*)

Si bien sabía de su enfermedad y de su lucha, cuando me enteré del fallecimiento de Miguel Romano me invadió mucha tristeza. Tras el estupor , comencé a repasar todos los momentos buenos y malos, alegres y tristes, que me tocó compartir con el colega y amigo que el básquetbol me regaló.

A Miguel lo conocí en la apertura de la Liga de Transición, en San Andrés, y desde allí, cada vez que un partido o un torneo nos daban la oportunidad, compartimos vivencias de esta bendita disciplina que él tanto amó. En el Mundial de España ’86 compartimos momentos inolvidables, como aquella victoria en Oviedo de nuestros muchachos ante Estados Unidos. También durante el Preolímpico del ’92, en Portland, con el Dream Team de Michael Jordan, “Magic” Jonhson, Larry Bird y cía. Allí me quedó grabada una frase de Miguel, conocedor profundo de la NBA. Después de un juego, y en plena la conferencia de prensa, estábamos frente a frente con todos los integrantes del mítico Dream Team original. “Disfrutá este momento, Humberto. Es único y quizás nunca vuelvas a ver y vivir de tan cerca algo igual”. Fueron sabias palabras. Nunca viví algo igual.

Desde la revista Sólo Básquet y desde su columna en el diario La Nación, Miguel siempre supo reconocer a los periodistas del interior y más a los de las radios, como nosotros, por el esfuerzo y sacrificio de difundir la Liga Nacional y el básquetbol por cada rincón de este país y el mundo.

Siempre lo admiré por la pasión que tenía para encarar las cosas en su trabajo y en la vida. Él siempre estaba: mundiales, Juegos Olímpicos, NBA, sudamericanos. En fin, donde picara una naranja, Miguel estuvo en todas. Fue un maratonista del básquetbol. Peleó y peleó contra la miserable enfermedad que le privará estar en Londres, escribiendo quizás el último capítulo de la Generación Dorada.

No tengo dudas. Donde se juegue o se hable de básquetbol, siempre estarás ahí, Miguel.

(*) Periodista de La Voz del Interior y de Radio Universidad. Relató todas las ediciones de la Liga Nacional de Básquet

Anuncios

Una respuesta a “El adiós a Miguel Romano, amigo y colega que me regaló el básquet

  1. Todos los amantes del basquet, aun sin ser periodistas lo veíamos asiduamente en los estadios o seguíamos sus escritos. Lo vamos a sentir inmensamente, era, es y será inolvidable e irremplazable Siempre tendrá un lugar en el corazón de los que amamos la naranja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s