Londres 2012: La Generación Dorada superó a Brasil y continúa haciendo historia

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El inmortal equipo argentino lo hizo de nuevo: venció a Brasil 82-77 y se metió en semifinales de los Juegos Olímpicos por tercera vez consecutiva. Cinco jugadores anotaron en doble dígitos, liderados por Luis Scola con 17 puntos. En semifinales, el equipo de Julio Lamas enfrentará al vencedor de Estados Unidos – Australia, en búsqueda de una medalla para nuestro país.

De antemano, el 8 de agosto estaba marcado como el día clave. El día de cuartos de final. La instancia que, casi cruelmente, te manda a casa con las manos vacías o te lleva directo a la lucha por las medallas. El destino quiso que el rival sea nada menos que el Brasil de Rubén Magnano, con todo lo que ello representa. Pero este grupo de jugadores, liderados por Manu Ginobili y Luis Scola, no sabe de imposibles y se hizo ancho ante el mejor Brasil posible.

Para Brasil daba la sensación de no ser un torneo más. Daba la sensación de que era ahora o nunca: contaba con todas sus figuras y en su mejor momento, con la edad justa. Pero a estos muchachos no hay con qué darle. Scola batalló con el alma contra los gigantones (NBA) brasileros. “Manu” tuvo que trabajar extra para superar al siempre complicado Alex y se jugó el físico en cada pelota. Delfino estuvo intratable en el primer tiempo y nos mantuvo en juego cuando el equipo más lo necesitó. Nocioni fue Nocioni, el de siempre, un león para el que nada es imposible. Y como si fuera poco los demás aportaron lo suyo. Todos hicieron su parte.

De arranque Argentina claramente tomó la opción táctica de pasar por detrás en las cortinas a Marcelo Huertas, para que éste tuviera que jugárselas y no hicieran daño los grandotes brasileros. La apuesta fue arriesgada y si bien se limitó el daño en la pintura, Huertas se hizo un festín en ataque y anotó 13 puntos para que los de Magnano se fueran arriba al final del primer cuarto 26-23. En el segundo parcial, Brasil buscó dañar en la zona pintada pero se encontró con una muy buena defensa argentina y un excelente ingreso de Juan Gutiérrez. Delfino estuvo afilado en ataque y con sus 14 puntos marcó el camino para que Argentina se fuera al descanso largo con la ventaja 46-40.

En el tercer periodo, el equipo albiceleste repitió la excelente defensa, Facundo Campazzo y Juan Gutiérrez apuntalaron la gran tarea de las figuras argentinas para llegar a sacar hasta 15 puntos de ventaja (61-46) con 2m30s por jugar en tercer cuarto. Sin embargo, Brasil no se entregó y fue limando la diferencia ante una Argentina que de a poco se cargaba de faltas. En los 10 minutos finales, un parcial de 9-0 para los brasileños puso a  nuestra selección contra las cuerdas (70-68 Argentina) con poco más de 4 minutos. Sin embargo, ahí apareció el corazón, la entrega y el sacrificio de los argentinos que defendieron con el alma y entregaron todo. Brasil no pudo con la defensa argentina, se quedó sin gol y se vio obligado de cortar con falta, una y otra vez, permitiéndole a la Argentina definir el juego desde la línea de tiros libres. Barbosa acertó un par de triples cuando ya era demasiado tarde y la Generación Dorada, el Alma Argentina, la mejor selección de la historia de nuestro país, se metió entre los mejores del mundo nuevamente como desde hace 10 años, tras vencer al eterno rival por 82-77.

>Fotos: FIBA.com

Estadísticas oficiales en FIBA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s