Argentina no pudo con Rusia y se despide de Londres 2012 con un histórico 4°lugar

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El equipo argentino brindó otra conmovedora actuación, entregó todo, pero lamentablemente no le alcanzó para superar a Rusia y cayó ajustadamente (81-77), en un final polémico por una clara falta no cobrada sobre Pablo Prigioni. De esta manera, Argentina se despide de Londres con un valiosísimo 4° puesto que la mantiene firme en la elite del básquetbol mundial.

Más allá del dolor por perder un juego que estuvo tan cerca y no haber podido colgarse la medalla de bronce, hay que festejar el 4° lugar obtenido en Londres como un triunfo más de esta incansable generación de jugadores argentinos, que en estos Juegos Olímpicos reafirmaron su lugar entre los mejores equipos del mundo como viene sucediendo desde hace 10 años.

Argentina se vio superada por el excelente planteo defensivo del equipo Ruso, que dobló permanentemente a Scola, para que no entre en ritmo, anulando el juego interno argentino, que dependió demasiado de los tiros de tres puntos.  A pesar de tener que correr desde atrás a los soviéticos en la mayor parte del juego, Argentina estuvo ahí; muy cerca de ganarlo gracias al corazón y la entrega inigualables de este equipo de veteranos. Es momento de valorar y agradecer la memorable tarea de Manu Ginóbili, Luis Scola, Carlos Delfino, Andres Nocioni, Pablo Prigioni y el resto del plantel argentino.

El primer tiempo fue de rachas: primero pegó Rusia, con un parcial de 10-4, luego reaccionó Argentina, que pasó al frente 27-21, contestaron los rusos con otro buen parcial de 12-0 (33-27) y finalmente emparejó el conjunto albiceleste  para cerrar la primera mitad apenas dos puntos abajo (40-38 Rusia). En el tercer periodo, Argentina vivió su peor momento: desconcentraciones, pérdidas, tiros incómodos, problemas de faltas. No le encontraban la vuelta a la defensa rusa, que le permitió a los soviéticos escaparse por 11(61-50) a poco más de un minuto para el cierre del parcial. No obstante, Argentina nunca se entrega y en ese minutito y monedas metió un parcial de 7-0 coronado con un triple mágico de Facundo Campazzo sobre la bocina.

El cuarto final fue palo a palo, una batalla épica en la que ambos equipos se intercambiaron el liderazgo del tanteador en varias ocasiones. Una penetración magistral, maravillosa, de Ginóbili dejó a la Argentina con la ventaja 77-76 con 43 segundos por jugar. Sin embargo, Aleksey Shved metió un triplazo clave con 37 segundos en el reloj para devolverle la ventaja a los dirigidos por David Blatt. Argentina falló en la contra, pero entre Ginóbili y Prigioni robaron la pelota. Prigioni recibió una clara falta, que no fue sancionada y le ocasionó una pérdida de balón que fue aprovechada por Vitaliy Fridzon para anotar, en soledad, los dos puntos que decretaron el 81-77 final.

Estadísticas oficiales de FIBA.

>Fotos: Ligateunafoto.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s