Archivo de la etiqueta: daniel rodriguez

Un golpeado 9 de Julio cayó con Estudiantes

El inoxidable Juan Espil se convirtió en el tercer anotador histórico de la Liga Nacional.

Era inevitable. El contexto, complicado y retorcido por donde se lo mire, pasó factura en la cancha. Y la cuenta vino abultada: en plena polémica por el despido del entrenador Daniel Rodríguez, 9 de Julio de Río Tercero no pudo hacer nada para evitar un cachetazo de Weber Bahía Estudiantes, que lo venció por 90 a 69. Jerome Meyinsse, aquel extranjero que brillara en el “patriota”, fue la figura para los bahienses con 20 puntos, ocho rebotes y dos tapones.

Los números, dado el momento que atraviesa el conjunto riotercerense –sin dudas, el más difícil desde que milita en Liga Nacional-, parecen anecdóticos. Sin embargo, sirve repasarlos para comprender el pozo en el que está sumergido. Con el juego colectivo quebrado por completo (apenas 8 asistencias contra 23 de su rival), sin ánimo ni piernas para plantarse en la lucha por los rebotes (en ese rubro, 25 contra 37) y con una alarmante falta de confianza en los lanzamientos (31 por ciento en triples), la montaña se hizo imposible de escalar. Así, con dos parciales de completa supremacía (29-19 en el primer cuarto y 24-14 en el segundo) el local liquidó la cuestión desde muy temprano. Tanta era la diferencia, que ese primer tiempo se convirtió en la excusa ideal para que el enorme Juan Espil se convierta, tras alcanzar sus 12 puntos, en el tercer goleador histórico de la LNB, superando a Diego Osella.

¿El resto? Poco más para decir. Mientras los ahora dirigidos por Bernardo Lardone se dedicaron a maquillar la diferencia (Jaz Cowan, con 14, Josimar Ayarza, con 13 y Diego Gerbaudo, con 11, los más rendidores), los de Bahía Blanca aprovecharon la distancia para cuidar a sus figuras y darle minutos a sus juveniles (ingresaron los 12 jugadores). El bocinazo final, pese a decretar su octava derrota en los últimos diez partidos, fue un alivio para “9”, que deberá reconstruir -como pueda- su situación interna para afrontar el último tramo de la temporada, con los inevitables playoffs por el descenso como horizonte.

El “Zeta”, en Bahía. Aunque 9 de Julio comunicó en el parte de prensa oficial que Daniel Rodríguez “renunció” a su cargo, el ex DT del club viajó a Bahía Blanca sopesando la idea de presentarse en la cancha con un escribano para dar fe de su cumplimiento del contrato. Finalmente, tomó la decisión de no presenciar el partido para poner paños fríos a la situación.

SÍNTESIS

Weber Bahía Estudiantes (90): Juan Ignacio Sánchez 4, Enzo Ruiz 17, Ramzee Stanton 10, Ricky Sánchez 0, Jerome Meyinsse 20 (FI); Federico Aguerre 11, Lucas Faggiano 6, Ariel Zago 5, Juan Espil 15, Nicolás Renzi 2, Germán Ressia 0, Julián Marinsalta 0. DT: José Luis Pisani.

9 de Julio (69): Diego Gerbaudo 11, Gastón Luchino 7, Josimar Ayarza 13, Jaz Cowan 14, Pablo Orlietti 11 (FI); Gastón Torre 2, Leandro Masieri 3, Emiliano Martina 8, Matías Domínguez 0. DT: Bernardo Lardone.

Parciales: 29-19; 24-14; 20-13; 17-23.

Árbitros: Pablo Estévez y Silvio Guzmán.

Estadio: Osvaldo Casanova.

> Foto: Maite Méndez / Ligateunafoto.com

Daniel Rodríguez fue despedido de 9 de Julio

Daniel “Zeta” Rodríguez fue despedido por la dirigencia de básquet del club “patriota” y mostró su descontento.

A la deriva. Así transita 9 de Julio de Río Tercero el tramo final de su segunda temporada en Liga Nacional. A los numerosos problemas deportivos, se sumó uno mucho mayor: Daniel “Zeta” Rodríguez dejó de ser el entrenador del equipo tras la derrota con Peñarol.

¿El motivo? Un quiebre irreparable en la relación del técnico con el plantel y los dirigentes. Según afirmó el “Zeta” a Pick and Roll, una discusión deportiva en el vestuario luego del partido generó un fuerte cruce que provocó su salida. “Les pedí -a los jugadores- que si ellos tenían una política diferente a la mía me la comuniquen para que sepa yo que tengo que hacer. Allí se armó una situación de mierda, de entredichos, que derivó en esto. A la noche, el jefe de equipo me pidió que me quede en Mar del Plata y no viaje a Bahía Blanca con el plantel”, señaló Rodríguez.

El mismo sitio especializado indicó que Diego Marín, máximo dirigente de básquet de la institución, fue quien tomó la decisión desde Río Tercero. Una decisión poco clara para el ahora ex entrenador “celeste”: “Los jugadores me dijeron ‘los dirigentes te echaron’ y los dirigentes me dijeron ‘los jugadores te quitaron el respaldo’.

Más allá de culpabilidades, al parecer la relación no daba para más desde hace tiempo. Uno de los desencadenantes fue la polémica llegada de Rashad Jones Jennings -foráneo que jugó “rengo” y fue cortado por lesión-. En su lugar, según comentó una fuente cercana al club, Rodríguez deseaba contratar a Jasper Johnson, hoy en Libertad de Sunchales, lo que generó chispazos entre las partes.

Mostrando todo su malestar hacia los dirigentes, Daniel Rodríguez soltó una frase durísima: “El año pasado 9 de Julio ascendió en los escritorios, hay que recordar que armó un equipo de TNA, jugó y zafó la categoría luchando y peleando y este año ¿volvieron a hacer lo mismo? Eso es no respetar la Liga”.

¿Cómo sigue?. Por el momento, como sucedió después de la renuncia de Esteban De La Fuente, el ayudante Bernardo Lardone se hará cargo del equipo en los próximos compromisos. Entre los nombres que comenzaron a sonar para ocupar el cargo vacante, tomó fuerza -extraoficialmente- el de Sebastián González, que en su primer paso por el club logró el ascenso al TNA.

Otra mala. Como si no bastaran las malas noticias, en el tercer cuarto del choque ante el “milrayitas”, el panameño Josimar Ayarza se resintió de una lesión en la rodilla que lo viene complicando en las últimas jornadas y es duda para el choque ante Weber Bahía Estudiantes. En la enfermería “patriota” ya estaban Martín Melo (afuera por el resto de la temporada) y Sam Clancy (recuperándose de un desgarro).

> Foto: Ligateunafoto.com

Peñarol, con un Leo Gutiérrez histórico, venció a 9 de Julio

En el duelo de bases cordobeses, “Facu” Campazzo fue el claro dominador. Gerbaudo se fue expulsado en el segundo cuarto.

Todos, todos los planetas, parecen alinearse en su contra. Las lesiones de Martín Melo y Sam Clancy, el crecimiento y las contrataciones rutilantes de sus rivales directos en la parte baja de la tabla y un fixture apremiante lo complican cada vez más. En ese contexto sumamente negativo, 9 de Julio de Río Tercero no pudo concretar el milagro y cayó sin atenuantes con Peñarol de Mar del Plata por 89 a 69. El cordobés Leonardo Gutiérrez fue el goleador de la noche con 26 puntos (6/11 triples) y se convirtió en el séptimo jugador en superar los 11 mil puntos en Liga Nacional.

Diezmado y atormentado por el duro presente, el “patriota” pudo aguantar apenas unos minutos ante el poderío de un bicampeón decidido a revertir los flojos resultados de su reciente gira como visitante. Con “Leo” Gutiérrez intratable (convirtió 12 en el primer cuarto) y Facundo Campazzo aportando en todos los rubros (totalizó 14 puntos, 8 rebotes, 4 asistencias, 5 robos y un tapón), el “milrayitas” marcó claras diferencias desde el inicio (25-15). Pese al esfuerzo y a la buena dupla que conformaron Josimar Ayarza y Jaz Cowan (33 tantos entre ambos), “9” no logró revertir el desarrollo. Mucho menos, después de la expulsión de Diego Gerbaudo (discutió con los jueces), aprovechada por el local para comenzar a liquidar el pleito antes del descanso largo (49-33).

Ni siquiera un parcial de 8 a 3 para 9 de Julio en el arranque del complemento logró atenuar los contrastes entre uno y otro que, por el contrario, se hicieron más evidentes. La efectividad en los triples (13/31, 42 por ciento), la presión asfixiante (provocó 20 pérdidas) y la rotación veloz del balón en ofensiva (anotaron 10 de sus 12 jugadores) fueron los argumentos preferidos de Peñarol para superar el sobresalto y caminar, con tranquilidad, hacia la victoria. La dignidad deportiva de “9” para darlo todo en un momento crítico, una vez más, no alcanzó. ¿Alguna otra pálida? Ayarza se retiró golpeado y no pudo volver a ingresar.

Cinco derrotas en los últimos seis partidos, y tres partidos restantes en la ruta, oscurecen el horizonte de los riotercerenses. Más aún, teniendo en cuenta el crecimiento de sus rivales directos en la lucha por no descender: Quilmes cayó con Atenas (81-78) pero levantó el nivel y está al acecho, mientras que San Martín de Corrientes pateó el tablero y contrató a la estrella uruguaya Leandro García Morales para hacerse fuerte en el tramo final. Sumar como sea, a esta altura, es una urgencia.

SÍNTESIS

Peñarol (89): Facundo Campazzo 14, Kyle Lamonte 9, Marcos Mata 10, Leonardo Gutiérrez 26, Alejandro Reinick 4 (FI); Martín Leiva 6, Selem Safar 9, Pablo Barrios 3, Franco Giorgetti 5, Salvador Giletto 3, Julián Morales 0, Matías Ibarra 0. DT: Sergio Hernández.

9 de Julio (69): Diego Gerbaudo 0, Gastón Luchino 7, Josimar Ayarza 18, Jaz Cowan 15, Emiliano Martina 5 (FI); Gastón Torre 7, Leandro Masieri 6, Pablo Orlietti 11, Matías Domínguez 0. DT: Daniel Rodríguez.

Parciales: 25-15; 24-18; 21-21; 19-15.

Árbitros: Sergio Tarifeño y Mario Aluz.

Estadio: Polideportivo Islas Malvinas (Mar del Plata).

Foto: Ligateunafoto.com / Archivo.

9 de Julio cortó a Kenyon Gamble y busca su reemplazo

Kenyon Gamble mostró cosas interesantes en defensa, pero su falta de peso en el costado ofensivo propició el corte.

En diálogo con el periódico Tribuna, el entrenador de 9 de Julio, Daniel “Zeta” Rodríguez, anunció lo que ya era un secreto a voces en Río Tercero: el interno estadounidense Kenyon Gamble fue cortado y no volverá a la ciudad tras el receso de fin de año. “Venía con buenos antecedentes, pero en los partidos que jugó mostró muy en cuentagotas que nos puede ayudar. No mostró muchas más cosas como para que nosotros estemos confiados de que es el jugador que puede darle nivel al equipo. Así que estamos en la búsqueda de un jugador en su reemplazo”, explicó el DT.

Consultado sobre el nombre del posible refuerzo, señaló que la intención es sumar a un nuevo foráneo, siempre con la intención de “hacer los cambios necesarios para que el equipo esté mejor”.

Sin embargo, otro nombre que circula con fuerza en la ciudad del interior cordobés es el de Román González. Respecto del ex interno de la selección nacional, el conductor “patriota” apuntó: “Hemos hablado de un montón de jugadores y, en forma muy informal, sobre Román González. Pero somos conscientes de que tenemos un presupuesto modesto, acotado, y tampoco podemos andar haciendo locuras”.

En la extensa entrevista con Tribuna, Rodríguez también analizó el flojo presente que atraviesa su equipo, que ocupa la decimocuarta posición de la tabla general con un récord de tres victorias y siete derrotas en la segunda fase. “La Liga Nacional está muy pareja y creo que hay dos grupos bien definidos. Nosotros tenemos que prepararnos para jugar los partidos contra nuestros rivales directos, estar en las mejores condiciones para jugar contra ellos y poder ganar esos partidos de local y visitante. Por ahora ése es el objetivo que tenemos”.

Por último, el entrenador opinó sobre Martín Melo y Emiliano Martina, dos emblemas de la institución que no están atravesando por su mejor momento basquetbolístico. Sobre el alero, nacido en el club, subrayó que lo conoce desde niño y que tiene un gran talento, pero aclaró que “su techo todavía está muy alto” y que deben ayudarlo “para que tome confianza en su juego”.

En el caso del interno, que saltó a la cancha apenas un puñado de minutos en los últimos compromisos, destacó: “A Emiliano estamos tratando de convencerlo para que se sienta bien, importante, que ayude al equipo haciendo cosas que a lo mejor hasta ahora no había tenido muy en cuenta, como defender, tomar rebotes, jugar uno contra uno, pasar fácil el balón”.

> Fuente: Diario Tribuna

> Foto: Ligateunafoto.com

Quimsa venció a 9 de Julio y lo mandó al fondo

Diego Gerbaudo, uno de los mejores jugadores de “9” en la temporada, falló por muy poco el triple del final.

Una noche para el olvido. Eso vivió 9 de Julio de Río Tercero, que sufrió una nueva derrota ante Quimsa por 65 a 63 y, tras nueve jornadas de la segunda fase, volvió a caer en las últimas posiciones (quedó 14°). Porque no sólo jugó 38 minutos muy flojos, en los que no supo ni pudo encontrar los caminos. Sino que, literalmente, no le salió ni el tiro del final: sobre la chicharra, después de un esfuerzo heroico para ponerse en partido, el aro se encaprichó con Diego Gerbaudo y, por milímetros, le negó el ingreso a un bombazo desde tercera dimensión que hubiera cambiado la historia.

En aquellos 38 minutos apáticos, “9” prácticamente hipotecó sus chances de festejar. Pérdidas, tiros mal seleccionados (33 por ciento de campo y 1/12 en triples) y poca circulación y velocidad ofensiva hicieron inútil el esfuerzo defensivo del equipo. Por eso, tras un comienzo muy parejo, con errores por los dos bandos, Quimsa comenzó a despegarse. Con el liderazgo de Diego Lo Grippo (goleador de los suyos con 13 puntos), más los aportes constantes de Nicolás “el Penka” Aguirre (10 tantos) y Damián Tintorelli (12 y 8 rebotes), los santiagueños tomaron distancia antes del descanso (39-28).

En el regreso, el conjunto local profundizó su confusión (tres pérdidas al hilo) y la diferencia alcanzó la máxima de 16 puntos (46-30). Desde allí hasta los dos minutos finales, el desarrollo fue monótono: 9 de Julio, con el aro tapado y pocas ideas, dándolo todo para intentar la remontada, que a cada momento parecía más improbable por el buen trabajo de la visita. Tan es así, que a 2m39s caía por 11 (62-51) y sólo contaba con su amor propio y el aliento incansable de su gente.

¿Pocos argumentos? De ninguna manera: poniendo el alma en cada pelota, apoyándose en Jaz Cowan (máximo anotador del partido con 16) y con Josimar Ayarza disfrazado de Súperman (convirtió un doble, sacó la falta, erró el simple y en el rebote sumó dos más), el “patriota” metió un parcial de 12 a 2 y le dio la última oportunidad a Gerbaudo. El resto, y por milímetros –hay que repetirlo-, es historia conocida.

SÍNTESIS

9 de Julio (63): Gastón Torre 3, Martín Melo 7, Josimar Ayarza 10, Jaz Cowan 16, Kenyon Gamble 3 (FI); Diego Gerbaudo 8, Pablo Orlietti 12, Gastón Luchino 4, Emiliano Martina 0. DT: Daniel Rodríguez.

Quimsa (65): Nicolás Aguirre 10, Jesse Pellot Rosa 9, Bernard Robinson 5, James Williams 9, Damián Tintorelli 12 (FI); Diego Lo Grippo 13, Hernando Salles 5, Leonel Schattmann 2, Joaquín Deck 0. DT: Carlos Romano.

Parciales: 17-18; 11-21; 14-15; 21-11.

Árbitros: Fernando Sampietro y Fabio Alaniz.

Estadio: José “Gordo” Albert (Río Tercero).

> Foto: Archivo / Ligateunafoto.com

9 de Julio, en su mejor momento: superó a Olímpico y salió del fondo

Jaz Cowan está en un nivel altísimo. Prolijo y efectivo, ya se ganó el cariño de todo Río Tercero.

Se va pareciendo más y más. En cada partido, recupera aquellos aspectos que lo mantuvieron en el primer nivel en su temporada debut. Esas características innatas que le dan de comer: defensa, presión, garra y el aliento atronador de su público. Las mismas que había perdido en el inicio de esta campaña. Pero, sobre todas las cosas, “recuperó” algo que lo acompañó en sus primeros triunfos en Liga Nacional: el sufrimiento previo a cada celebración. Así, con el corazón en la boca hasta la última pelota, 9 de Julio de Río Tercero completó un fin de semana perfecto y venció a Olímpico de La Banda por 73 a 72.

Precisamente, la defensa con el sello del “Zurdo” Miravet, que hace apenas unos meses le brindaba muchísimas alegrías al público riotercerense, esta vez le provocó jaqueca. Luego de algún sobresalto (parcial 10-3 inicial en contra), los santiagueños se acomodaron y, presionando con intensidad en todo el campo, anularon cada vía de gol del local. Encima, la sequía “patriota” tuvo su contraste en el otro aro: lanzando con mucha efectividad (6/11 en triples hasta el entretiempo), Olímpico se fue escapando hasta sacar la máxima distancia antes de marchar a los vestuarios (29-41).

Al regreso, un doble de John De Groat (goleador con 23 puntos) marcó la diferencia más holgada de la noche, aunque también el punto de inflexión. A partir de ese 29-43 parcial, 9 de Julio se despertó. Desde quién sabe dónde –quizá, del apoyo de su gente- el “patriota” renació cargado de energía. Se convirtió en un aluvión incontenible. Encabezado por Josimar Ayarza (20 puntos y 9 rebotes) y Jaz Cowan (15 y 11), más el aporte defensivo del refuerzo Kenyon Gamble, metió un parcial de ¡19-6! para volver al partido (55-56).

En el tiempo restante, todo fue tensión. Los dos equipos, con estrategias casi calcadas, se dieron “palo y palo” hasta el final (a 2m21s, igualaban en 68). Nada parecía capaz de romper la paridad. Nada, excepto el talento de Diego Gerbaudo y la determinación de Gastón Luchino. El primero, convirtió una “delicia” para sacar un doble de distancia. Y el otro, calibró su cañón y sacudió un bombazo tremendo sobre la chicharra de posesión que rompió la igualdad en mil pedazos (73-69, a 9s7/10). Entonces, tras un triple del incansable De Groat en la última pelota, se desató la fiesta en Río Tercero. Motivos sobraban: pese a jugar con los corazones de sus fanáticos, el “patriota” riotercerense cerró un fin de semana perfecto. Y con una yapa: con el doblete de victorias, salió de los puestos de descenso por primera vez en la temporada.

SÍNTESIS

9 de Julio (73): Gastón Torre 2, Martín Melo 10, Josimar Ayarza 20, Jaz Cowan 15, Pablo Orlietti 2 (FI); Kenyon Gamble 4, Gastón Luchino 8, Emiliano Martina 0, Diego Gerbaudo 12. DT: Daniel Rodríguez.

Ciclista Olímpico (72): Matías Ibarra 3, Denham Brown 12, Fernando Malara 5, John De Groat 23, Jaime Lloreda 3 (FI); Jonatan Machuca 5, Cristian Romero 14, Eduardo Villares 5, Marco Diez, Cristian Amucucci 2. DT: Gustavo Miravet.

Parciales: 20-21; 9-20; 26-15; 18-16.

Árbitros: Juan Fernández y Mario Aluz.

Estadio: José “Gordo” Albert (Río Tercero).

> Foto: Darío Carballo / Ligateunafoto.com