Archivo de la etiqueta: sebastian gonzalez

El Mundial Sub 19 tendrá cinco jugadores de clubes cordobeses

Mundial U19

Luego de disputar un triangular en San Sebastián, Brasil, el cuerpo técnico del seleccionado argentino Sub 19 confirmó el plantel, en el cual habrá cinco jugadores de clubes cordobeses que estarán presentes en el Mundial de la categoría, a jugarse en República Checa: Gastón Whelan, Juan Pablo Vaulet y Javier Saiz son los tres cordobeses y, curiosamente, los tres provienen de Hindú, en tanto que Franco Barroso es marplatense y juega en Atenas y Lucas González nació en Río Negro y viste la camiseta de Instituto.

Con plantel definido (el cordobés Nicolás Zurschmitten fue uno de los últimos “cortes”), el equipo albiceleste tendrá descanso hasta el próximo 6 de junio, cuando volverá a concentrarse en el CeNARD, para afrontar la última etapa de entrenamientos en el país, que se extenderá hasta el 12 del mismo mes. Una vez finalizada dicha concentración, la Albiceleste iniciará una gira por Europa, cuya última escala será el Mundial U19, entre el 27 de junio y el 7 de julio, en Republica Checa.

En el plantel también habrá otras dos presencias cordobesas: Sebastián González y Marcelo Germanetto, integrantes del cuerpo técnico que conduce Nicolás Casalánguida.

Foto: Marcelo Figueras / Cabb.com.ar

Anuncios

9 de Julio comenzó la pretemporada y sumó al “Lobito” Fernández

Tras su paso por Atenas, González y Fernández volverán a encontrarse en el cuerpo técnico de 9 de Julio.

Con la ilusión renovada y la confirmación de Gustavo “el Lobito” Fernández como nuevo entrenador en fundamentos y asesor deportivo del elenco que conduce el DT Sebastián González, este lunes comenzó de manera oficial la pretemporada de 9 de Julio de Río Tercero.

Sigue leyendo

Sebastián González: En 9 de Julio buscamos a jugadores que se merecen una oportunidad

Repite la fórmula. Con la continuidad de Gerbaudo y la renovación de Torre, Sebastián González apuesta por la base de la temporada pasada.

Sebastián González no pierde la paciencia. Sabe, y conoce bien de cerca, la voracidad que adquirió el mercado de jugadores del básquet nacional. Pero no desespera. Confía y se esperanza con el proyecto de 9 de Julio de Río Tercero, que él mismo, desde la Liga Provincial, comenzó a forjar. Más aún, después de las primeras contrataciones para la próxima edición de la Liga Nacional, que respetan la idea primordial del “patriota”: apostar por un plantel con firmes raíces cordobesas. Las llegadas de Mariano García y Diego Brezzo, más la renovación de Gastón Torre y la continuidad de Diego Gerbaudo y Martín Melo, le dieron una buena dosis de calma. Con esa impronta, el DT dialogó con BásquetBlog y dejó sus impresiones sobre el arduo proceso que implica el armado de un equipo que quiere dejar de sufrir y dar, en su tercera temporada en la máxima categoría, un salto de calidad.

Sigue leyendo

9 de Julio comienza a armarse: contrató a Mariano García y Diego Brezzo

Con tonada cordobesa. Una vez más, la dirigencia del “patriota” apostó por jugadores nacidos en Córdoba.

Confirmando los rumores que circularon durante las últimas horas, 9 de Julio de Río Tercero anunció a sus primeros refuerzos para afrontar su tercera campaña en Liga Nacional: durante la 2012/2013, los internos cordobeses Mariano García y Diego Brezzo estarán bajo las órdenes de Sebastián González para defender los colores “patriotas”.

Sigue leyendo

El corazón pudo más: 9 de Julio sigue en Liga Nacional

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Que pasó un año plagado de turbulencias, no quedan dudas. Que deberá mejorar infinidad de cuestiones es una certeza. Pero nada podrá empañarle la fiesta. ¿Una fiesta por esquivar el descenso, luego de una temporada muy floja? Así es: 9 de Julio de Río Tercero debe festejar a lo grande su triunfo ante Quilmes (3-1) en la serie por la permanencia. Y, con él, todo el básquet cordobés.

Motivos para descorchar, más allá de todos sus padecimientos, le sobran. Con el corazón y una entrega innegociable como principales argumentos, “el Patriota” le puso el pecho a las balas y mantuvo una plaza basquetbolística hermosa para los fanáticos cordobeses de la pelota naranja. Un dato es contundente: por segunda vez en la historia, Córdoba tendrá dos equipos en la máxima categoría en tres temporadas consecutivas (antes, fueron Atenas y Asociación Española, de 1985 a 1987).

El hecho debe celebrarse. Más aún, teniendo en cuenta que se consiguió a partir de un equipo con firmes raíces mediterráneas, que contó con seis jugadores mayores nacidos en la provincia. Gastón Torre, Diego Gerbaudo, Gastón Luchino, Martín Melo, Emiliano Martina y Pablo Orlietti lucharon contra viento y marea para dejar ahí, bien arriba, al elenco riotercerense. Con mejores y peores rendimientos, pero siempre dándolo todo, al igual que los más que integrados foráneos Jaz Cowan, Sam Clancy y Josimar Ayarza.

A ellos se sumó, en el momento justo, el hombre clave para la permanencia. Cuando el barco amenazaba con hundirse y la crisis dirigencial-deportiva se agigantaba, Sebastián González, el entrenador más importante de la historia del club, regresó para tomar el mando y llegar a buen puerto. Apelando, precisamente, al juego colectivo y la garra nacional (revitalizó, sobre todo, a Torre, Luchino, Martina y Gerbaudo), el DT regaló seis victorias en los últimos siete encuentros y consiguió el objetivo primordial.

Sin esa “tonada cordobesa” en el plantel, el sentido de pertenencia y la altísima química grupal -traducida en pasión por la camiseta- hubiesen sido imposibles de lograr. Quizás, esa fue la principal diferencia con su rival marplatense: Quilmes nunca logró tener un equipo sólido y deberá volver a empezar desde abajo.

Claro que las cuestiones para replantear son muchas. Soportar un año más con numerosos problemas y chispazos internos parece insostenible. En lo estrictamente deportivo, se descuenta que el presupuesto seguirá siendo acotado, aunque no deberá ser una excusa para intentar dar un salto de calidad y mejorar un récord general de 30 derrotas y apenas 18 victorias. La clave estará en ajustar la elección de los posibles refuerzos, sin desmontar una estructura apoyada en el sacrificio diario de dirigentes, técnicos y jugadores. El fiel público de Río Tercero, y toda una provincia que respira básquet, estarán agradecidos.

EMOCIONATE CON LOS RELATOS FINALES DE NICOLÁS CRAVERO [PLANETA BÁSQUETBOL-LV26]

ESCUCHÁ LA PALABRA DE SEBASTIÁN GONZÁLEZ [LV26]

> Fotos: Gentileza Demián Schleider / Infoliga.com.ar

9 de Julio dio el primer paso por la permanencia

Gastón Torre, una vez más, fue un guerrero que aportó en todos los rubros para el “patriota”.

Poco le importará el bajón y el susto en el final. Poco y nada. Porque consiguió lo que más quería, lo único relevante en una lucha que será para el infarto hasta el último instante: después de derrochar una ventaja de 26 puntos, 9 de Julio de Río Tercero se recuperó a tiempo para superar a Quilmes por 82 a 71 y meterse en el bolsillo el primer punto de la serie por la permanencia. Gastón Luchino y Jaz Cowan, con 23 puntos cada uno, fueron las figuras de un encuentro rodeado de color y emoción.

Decidido a hacer pesar la ventaja de campo desde bien temprano, “el Patriota” salió hecho una fiera en los dos costados y tuvo un arranque soñado. Cerca de su aro, apretó y anuló las vías de gol de la visita a partir de dos actuaciones claves: la marca de Clancy sobre Matthews (el pivot apenas anotó 5 en la primera mitad) y la presión asfixiante, al límite, de Luchino sobre Hopson (sólo 4 puntos). A eso se sumó un equipo solidario, que dobló marcajes y no perdió la concentración durante los diez minutos iniciales. En el otro canasto, la efectividad fue apabullante. Cuando atacó estacionado, distribuyó la pelota con precisión (Gerbaudo regaló 12 asistencias) y castigó de tres. Cuando pudo correr la cancha, fue letal y se floreó, principalmente con sus foráneos (totalizaron 43 tantos). Un dato sintetiza ese primer cuarto demoledor: en el último minuto, “Seba” González mandó a la cancha a Reinaudi y Domínguez y los juveniles respondieron con dos robos que desembocaron en contragolpes para sacar dos decenas (31-11).

La misma tónica, aunque con alguna meseta de por medio, continuó en el segundo período. Si bien la eficacia del local no fue la misma, la intensidad defensiva le permitió sostener la ventaja, ante un conjunto marplatense que sólo mostraba el coraje de Eseverri y algunas apariciones de Truscott. Por eso, la diferencia se mantuvo hasta el descanso (42-24).

Apenas regresó del vestuario, “9” amenazó con definir la historia: Luchino y Cowan se combinaron para meter un parcial de 8 a 0, establecer la máxima ventaja (50-24) y dejar al borde del nocaut al “Cervecero”. Incluso, en señal de protesta, algunos de sus hinchas bajaron las banderas y se retiraron del estadio. ¿Todo resuelto? Ni cerca. Luego de tocar fondo, “Beto” Martínez apostó por la garra nacional y le añadió la dupla Truscott-Matthews en ofensiva. Así, fue limando la brecha hasta ponerse en juego al cabo del tercero (61-48).

Sorprendido y sin respuestas frente a la reacción quilmeña, 9 de Julio paralizó los corazones de un público que no había dejado de celebrar lo que, hasta allí, era una demostración de básquet. Eseverri siguió corriendo y anotando (finalizó con 18), Matthews (líder con 19) se volvió imparable y Sciutto, casi borrado en el primer tiempo, ordenó y comandó desde la experiencia la remontada del “tricolor”, que redujo la distancia a seis unidades (71-65, a 3m55s). Pero dos factores lo dejaron sin combustible. Uno, la quinta falta de su pivot extranjero. Otro, la gravísima lesión que obligó a dejar la cancha en camilla a Sciutto (rotura de peroné y ligamento del tobillo derecho). A partir de entonces, los riotercerenses recuperaron la tranquilidad en el marcador y, mediante simples, sellaron el triunfo. El jueves, en el mismo escenario, tendrá lugar la segunda batalla.

9 de Julio (82): Diego Gerbaudo 7, Gastón Luchino 23, Josimar Ayarza 11, Jaz Cowan 23, Sam Clancy 9 (FI); Gastón Torre 4, Emiliano Martina 3, Pablo Orlietti 2, Leandro Masieri 0, Lucio Reinaudi 0, Matías Domínguez 0. DT: Sebastián González.

Quilmes (71): Nicolás Ferreyra 3, Phillip Mc Hopson 4, Cedric Moodie 5, Axel Weigand 0, Clarence Matthews 19 (FI); Gregorio Eseverri 18, Facundo Piñero 5, Louis Truscott 9, Germán Sciutto 8. DT: Roberto Martínez.

Parciales: 31-11; 11-13; 19-24; 21-23.

Árbitros: Pablo Estévez, Diego Rougier y Mario Aluz.

Estadio: José “Gordo” Albert.

> Foto: Ligateunafoto.com